Museo de Guadalupe en Zacatecas

Se trata de uno de los museos de arte más relevantes, no solo de la ciudad de Zacatecas, sino incluso, de todo el país. La enorme valía de su propuesta cultural y turística se hace manifiesta a través de su rico acervo, en donde abundan obras maestras de grandes creadores del arte novohispano, como Villalpando, de Ovalle, Cabrera, Juárez, etc. Tanto los conocedores, como los visitantes ocasionales y por supuesto, los turistas que exploren Zacatecas, hallarán en el Museo de Guadalupe un verdadero santuario de historia y arte excelso.

La sede del Museo de Guadalupe es el edificio del antiguo Colegio Apostólico de Propaganda Fide de Nuestra Señora de Guadalupe. Este último, fundado por religiosos franciscanos en 1707, fue construido en las Huertas de Melgar, justo en donde, tiempo atrás- en 1674- existió una ermita dedicada a la Virgen del Carmen.

Cerrado el colegio en 1908, una década después, el edificio fue acondicionado como el museo de antigüedades del Ex convento de Guadalupe y reabierto al público. En 1939, este ex convento fue declarado como monumento nacional y quedó a cargo del INAH. Finalmente en el 2010 recibió el nombramiento por parte de la UNESCO, de Patrimonio Cultural de la Humanidad.

Qué visitar en el Museo de Guadalupe

Este bello museo cuenta con un acervo notable, con más de 800 piezas, propiedad del mismo colegio y también traídos de otros ex conventos de Zacatecas. La museografía que maneja este recinto es sumamente actual y de evidente calidad. Por el gran tamaño que tiene el Museo de Guadalupe- de hecho comprende 27 salas-, recorrerlo en su totalidad puede llevar hasta tres horas, por lo cual se recomienda acudir con el tiempo suficiente para contemplar a plenitud las diferentes colecciones.

Otra opción para recorrer este admirable museo, es explorarlo por secciones. De entrada se advierten dos grandes núcleos: primero las salas históricas, que incluyen las áreas donde habitaron los religiosos franciscanos y a continuación la formidable pinacoteca, en donde aparecen obras de connotados artistas virreinales.

Algunas obras imprescindibles para contemplar en el Museo de Guadalupe son:

“La vida de San Francisco de Asís”, localizada en el Claustro Bajo; “La Virgen del Apocalipsis” y el “Patrocinio de la Virgen de Guadalupe”, del gran Miguel Cabrera; el “Dulce Nombre de Jesús” de José Ríos Arnáez y “San Cristóbal y el Niño”, realizadas por Nicolás Rodríguez Juárez. Todas estas obras se exhiben en la Escalera Regia.

La totalidad de la Biblioteca Conventual, así como también todas las obras de la sala Cristóbal de Villalpando; la pintura “Adoración de los Pastores” de Miguel Cabrera, expuesta en la sala Una Mirada al Barroco; la colección “La Pasión de Cristo” de Gabriel José de Ovalle, en la misma sala anterior; “Cristo flagelado” en la Sala Advocaciones Marianas y finalmente, la portada barroca de la Capilla de la Enfermería.

Cómo llegar al Museo de Guadalupe

El Museo de Guadalupe se localiza en Jardín Juárez Oriente s/n en la ciudad de Zacatecas.

Información relevante acerca del Museo de Guadalupe

El horario que maneja este hermoso recinto museístico es de las 9 de la mañana a las 6 de la tarde, de martes a domingo. La administración del museo ofrece recorridos guiados, talleres y recorridos especiales, con previa solicitud. También cuenta con casilleros, área de exposiciones temporales, biblioteca especializada en temas del virreinato, auditorio, una tienda de libros y recuerdos y un espacio recreativo para el público.

Actividades a realizar en el Museo de Guadalupe

Tras visitar este ex convento, no hay que perderse en la construcción anexa, una interesante colección de vehículos antiguos, en donde se nos presenta la evolución que han tenido los medios de transporte en nuestro país. Por ejemplo, en este recinto se puede observar una carreta elaborada con madera de mezquite, la cual servía para transportar minerales; una elegante berlina y también una diligencia. Destaca sobremanera en esta colección un tranvía que perteneció al presidente Porfirio Díaz, quien gustaba de utilizarlo en eventos masivos. Otros vehículos sobresalientes, aunque bastante más modernos, son un Packard Limousine de alargado diseño, un Panhard tipo x29 construido en 1917 y traído de París, y un Cadillac Lasalle Fleetwood Roadster, fabricado en el año de 1930: sin duda todo un clásico automotor.

Escribe un comentario