Museo Comunitario Tlaltenapa

Tlaltenapa o Tlaltenango quiere decir “lugar amurallado”, y se refiere a un pueblo ubicado en las proximidades de Teúl, Zacatecas. Se perfila como una excelente escala, en el marco de un paseo al célebre Pueblo Mágico. Un famoso personaje, oriundo de Tlaltenapa, fue José María Sánchez Román, el cual fue relevante en la época de la Reforma y de hecho sus apellidos forman parte del nombre oficial de esta población: Tlaltenango de Sánchez Román. Además, en el marco de la Guerra Cristera, en Tlaltenapa se efectuaron diversas batallas.

En este pueblo zacatecano se abrió, hace unos años, un interesante museo que los viajeros y turistas deben conocer. Se trata del Museo Comunitario Tlaltenapa, el cual es pequeño pero con un acervo variado y valioso. En una de sus secciones se presentan a la vista del público vestigios de la era prehistórica, como fósiles de diversas especies y restos óseos. Allí también se encuentran varias piezas prehispánicas, como figurillas de barrio procedentes de Milpillas, objetos en cerámica y una notable colección de hachas y objetos en metal.

Otra sección del Museo Comunitario Tlaltenapa cuenta con objetos de la época novohispana y del siglo XIX. Destaca una admirable colección numismática, dentro de la cual, sobresale una moneda de dos reales, acuñada en 1821, con la imagen del rey Fernando VII.  Dentro del acervo de muebles de este museo, existe un curioso sillón que podía ser utilizado tanto por el peluquero, como por el dentista.

Por lo que se refiere al área del museo dedicado a la salud, en este espacio se puede observar el título universitario de la Dra. Dolores Anaya Luna, primera profesionista del pueblo y quien se cuenta, logro atender cinco mil partos. Dolores Anaya donó para el Museo Comunitario Tlaltenapa, muebles con frascos de medicinas antiguas, jeringas y otros instrumentos clínicos.

La colección se complementa con viejas cámaras fotográficas y de cine, radios antiguos, consolas y un añoso piano. Es interesante la colección de 37 llaves antiguas que se exhibe en esta misma parte del museo. Luego se pueden observar y conocer las herramientas que utilizan los campesinos y ganaderos de la región: yugos, arados, cencerros, oloteras y prensas para elaborar queso. Finalmente, una serie de planchas antiguas y una vasta colección de uniformes militares concluyen el recorrido de este museo. En esta última, se incluyen uniformes de soldados mexicanos y de los Estados Unidos, así como también botines, sables y otros objetos.

Escribe un comentario