Miradores de Guanajuato

La capital guanajuatense es considerada Patrimonio de la Humanidad por su inconfundible estilo colonial, sus estrechos y coloridos callejones, así como también por su irregularidad topográfica, que permite al visitante disfrutar de un paisaje singular, incrustado entre los cerros que conforman la Sierra de Santa Rosa.

Guanajuato ofrece uno de los paisajes urbanos más bellos de México, por ello recomendaremos dos sitios que te permitirán tener una vista privilegiada de esta ciudad colonial: El mirador del Pípila y el cerro de la Sirena

Mirador el Pípila

Se trata de un sitio muy visitado por los turistas por su posición estratégica, prácticamente a unos cuantos metros del centro de la ciudad. Asimismo, se puede acceder a él a través de una plácida caminada entre estrechos callejones o mediante un funicular con un costo de 15 pesos por viaje.

El mirador debe su nombre a una amplia estatua en honor a Juan José de los Reyes Martínez, apodado “El Pípila”, quien realizó un acto heroico el 28 de septiembre de 1810, en la primera batalla de la Guerra de Independencia, incendiando la puerta de la Alhóndiga de Granaditas (fortaleza donde resistieron los españoles el embate de las tropas insurgentes).

Cerro de la Sirena

No tan asediado por los turistas por su relativa lejanía del centro y la falta de promoción, en su cúspide ofrece la mejor vista de Guanajuato y sus alrededores, incluyendo la sierra de Santa Rosa y el famoso Cerro del Cubilete.  Para llegar a la cima es necesario realizar una no muy extensa caminata.

Pocas personas se animan a conquistar esta bella cumbre, por lo que, a diferencia de “El Pípila”, el viajero encontrará, además de una hermosa vista, un espacio de soledad, reflexión y tranquilidad.

Escribe un comentario