Los Viveros de Coyoacán

Al sur de la Ciudad de México, a unos pasos del centro histórico de Coyoacán, se encuentra uno de los pulmones más importantes de la capital, se trata de los Viveros, amplio espacio de 38,9 hectáreas que alberga una gran cantidad de árboles con múltiples especies, debido a que, como su nombre lo indica, en esta zona se reproducen árboles y plantas destinadas al espacio público o a la adquisición de particulares.

Este parque fue creado por el presidente Porfirio Díaz en 1908, por iniciativa de Miguel Ángel de Quevedo, ingeniero que se adelantó a su tiempo y buscó rescatar espacios verdes ante la inminente explosión del gris urbano.

En 1938 el presidente Lázaro Cárdenas del Río, declaró a través de un decreto que todo el vivero junto al Centro Histórico de Coyoacán pasaría a ser un parque nacional, con una superficie de 584 hectáreas. No obstante la mancha urbana creció desmedidamente y de esta anterior dimensión al menos han quedado bastas zonas arboladas alrededor de la zona núcleo: Los Viveros.

Los Viveros son un sitio ideal para realizar un pic-nic al aire libre y hacer todo tipo de actividades deportivas, cuenta con área de juegos para niños, tres canchas de baloncesto, una cancha de fútbol. Asimismo, cuenta con una bella y amplia pista para correr de más de 2 km.

Además, en el parque se realizan todo tipo de actividades: yoga, karate, meditación, capoeira, práctica de toreo, por lo que es un espacio ideal para despejarse de la estresante vida capitalina, convivir con amigos y sentirse en un espacio libre de ruido y automóviles.

Es oportuno señalar que está prohibida la entrada de bicicletas y mascotas. Además este espacio es un paraíso para las ardillas, existe una sobrepoblación de estos roedores, y como son relativamente bellos, se llegan a vender cacahuates a los niños para alimentarlos.

Horario: Lunes a domingo de 06:00 a 18:30 hrs.

Costo: Entrada libre.

Escribe un comentario