Los robots más asombrosos del mundo

Vamos a ofrecerles un repaso acerca de los robots más asombrosos de la actualidad, enfocados tanto al ámbito militar como para fines industriales y de esparcimiento, pero también otros no tal legales. En este último caso vale la pena mencionar que el usuario de YouTube ioduremetallique subió un video en donde se observa a un robot invitado por él, con el propósito de robar en las máquinas expendedoras. Este robot es esencialmente un brazo robótico acondicionado para este ilícito fin. Se controla con un mando parecido a un video consola, el cual está dotado con unos potenciómetros.

Mejor es recordar un curioso robot que monta en monociclo. Construido por una firma japonesa, este habilidoso robot tiene la capacidad de montar en monociclo. En un sentido técnico, no monta el vehículo, sino que forma parte de su estructura. Murataseiko Chan es el nombre de este divertido robot, que en realidad nos presenta una gran proeza de ingeniería robótica puesto que además puede detectar posibles obstáculos.

Otro increíble robot aparecido en los últimos años es Sarcomán, Similar al robot cinematográfico Johnny 5, de la cinta “Corto circuito”, tiene la capacidad de realizar malabarismos. Como los robots antes mencionados, lo que puede hacer Sarcomán, parecería poco importante. Pero en términos de robótica es algo bastante sobresaliente. No cualquier ingeniero puede manejar la programación y algoritmos relacionados con el funcionamiento del robot malabarista.

Similar en alcances y perfeccionamiento tecnológico es el robot violinista creado por Toyota. Por supuesto demuestra una gran habilidad y en un porvenir cercano tal vez podría competir con los mejores violinistas del mundo. El robot violinista expone los altos niveles de los ingenieros de Toyota.

Pero aún más asombroso es Asimo, desarrollado por la compañía nipona Honda, por su rápida evolución, está considerado como uno de los robots más prometedores del mundo. Es imperdible mencionarlo en cualquier repaso de la robótica de nuestro tiempo. Asimo tiene la capacidad de bailar, caminar, patear una pelota e inclusive subir y bajar escaleras. Asimo tiene 43 kilos de peso y una altura de 1.20 metros. Este robot significó un gran avance en el campo de los robots bípedos cuando fue lanzado en el año 2000. En la actualidad se encuentra en su versión número cuatro. Asimo puede evadir obstáculos, transitar sobre superficies poco regulares, responder a órdenes verbales y varias otras habilidades asombrosas.

Otros robots extraordinarios son el robot que se controla con una polilla, creado por la Universidad de Tokio o el Big Dog desarrollado por DARPA. Los alcances posibles de la robótica son aún impredecibles, pero cabe imaginar alternativas formidables. Basta pensar en las investigaciones en invisibilidad que se efectúan hoy en día y que han tenido buenos resultados, por lo menos en el laboratorio.

Escribe un comentario