Los meses del calendario maya

En el ámbito de los mayas prehispánicos, el calendario solar, denominado como haab, estaba integrado por 18 meses de 20 días cada uno. La combinación de todos ellos, daba como resultado un total de 360 días y el llamado ciclo solar, por tener 365 días, se completaba con un periodo de 5 días denominado como wayeb’ que comprendía cinco aciagas jornadas.

Tal división temporal en periodos de 20 días, es uno de los rasgos que compartían el área maya y otras zonas precolombinas. Así como sucede en otras culturas, su cotidianidad social estuvo definida por una serie de rituales y festividades. Del mismo modo, cada mes marcaba el derrotero de las labores agrícolas. Cada mes tenía un nombre especial y era representado utilizando un símbolo específico. Además, estaba asociado a una deidad específica que lo protegía.

Los meses de los mayas eran Pop (estera o petate); Wo (rana); Sip (dios del cielo); Sotz’(murciélago); Sek (dioses de la tierra y el cielo); Xul (perro); Yaxk’in (sol nuevo); Mol (recoger); Ch’en (cueva); Yax (verde); Sak (blanco); Keh (venado); Mak (cubrir o rodear); K’ank’in (sol amarillo); Muwan (ave moan); Pax (dios felino); K’ayab (diosa de la luna); Kumk’u (elemento patrono cocodrilo) y Wayeb’, el mencionado periodo de cinco días, complementario al ciclo solar. En este lapso los antiguos mayas dejaban de limpiarse, de ingerir alimento y las parejas, de tener intimidad.

En el mes Pop cuyo patrono era el dios jaguar, se festejaba el año nuevo y se llevaba a cabo una limpieza y renovación de muebles y objetos varios; el mes Wo, por su parte, también tiene como protectora a una deidad felina, pero en este caso del Inframundo. Además, en este mes se realizaban importantes festividades dedicadas a K’inich Ajaw Itzamnaaj; en el mes Sip, se realizaban festejos en honor de los pescadores y cazadores; en el mes Sotz’ curiosamente, tenía como patrono a un pez denominado como xoc.

Otras fascinantes referencias de los meses del calendario maya, son las siguientes: en el mes sek se presentaba la fiesta de los apicultores, y en el mes Xul, la fiesta de Kukulcán, la versión maya del Quetzalcóatl nahua. Por lo que se refiere al mes Mol, en este periodo se realizaba la celebración de todos los dioses, en el marco de la cual se fabricaban numerosas imágenes de madera y el mes Ch´en, era el más propicio para la fabricación de estatuas de las diferentes deidades mayas.

Escribe un comentario