Los cactus de México

El panorama del norte de nuestro país se caracteriza por la gran variedad de cactus que allí crece. Tan solo en el desierto sonorense, existen más de 300 especies de cactus. Estas plantas se encuentran adaptadas a la perfección para retener agua y aguantar así, los más bruscos cambios climatológicos. Sus característicos tallos carnosos, por lo general, se hallan protegidos por puntiagudas espinas.

Además, están conformados por diversas capas para facilitar el almacenamiento de agua y cuentan con una capa cerosa y gruesa que les beneficia en su intento por conservar la humedad. Los cactus que crecen en las regiones del norte de México, tienen la capacidad de permanecer en un estado de letargo durante mucho tiempo y rebrotar de nuevo con la lluvia más ligera.

Por otra parte, quienes hayan tenido la fortuna de viajar a lo largo y a lo ancho del territorio nacional, se han percatado del uso tradicional que se hace de estas plantas para fines alimenticios, si bien también se utilizan como techos o para elaborar estropajos y anzuelos.

Estas son algunas de las variedades de cactus más representativas de México:

Los nopales

Su nombre científico es opuntia species. Se trata del mayor grupo de las plantas cactáceas y cuentan en muchos casos con frutos comestibles de color verde, púrpura o rojo. Son un elemento frecuente en las gastronomías regionales de nuestra nación.

El cardón gigante mexicano

Se caracteriza por su imponente porte arbóreo. Este cactus formidable tiene la denominación científica de pachycereus pringlei. En ciertos lugares de México se les puede observar plantados en hileras formando grandes vallas.

El ferrocatus

Se le reconoce con facilidad por su forma redondeada. En el territorio mexicano se tienen identificadas hasta nueve variedades del ferrocatus.

El saguaro

Su nombre científico es Carnegiea gigantea. Es otro de los cactus de mayor tamaño, puesto que puede alcanzar los 16 metros del altura y los ejemplares de mayores dimensiones, tienen la capacidad de almacenar numerosas toneladas de agua.

El cirio

Este cactus cuenta con un aspecto sugestivo y fascinante. Se le conoce en el ámbito científico como Idria columnaris. Se le puede hallar sobre todo en los desiertos de Baja California.

Las suculentas

Gran parte de las cactáceas tienen la facilidad de almacenar agua en sus carnosos tallos, pero algunas otras de estas plantas, como es el caso de los agaves, utilizan sus hojas para retener la humedad. Por tal motivo, el ritmo de crecimiento de las suculentas es parsimonioso, para así disminuir al máximo la necesidad del vital líquido.

Escribe un comentario