Lo mejor de Zacatlán de las Manzanas

El área correspondiente a la Sierra Norte del estado de Puebla es un mosaico de diversidad ecológica. Cálidos espacios de fronda tropical se entreveran con territorios altos colmados de pinos. Las regiones montañosas de estas latitudes rebosan de admirables cascadas y cristalinos arroyos. Justamente rodeado por estos parajes de ensueño, se localiza el pueblo entrañable de Zacatlán de las Manzanas.

Muy próximo tanto a Tlaxcala como a la ciudad de Rebla, Zacatlán se ornamenta en su plácido centro con edificaciones tan nobles como la Parroquia de San Pedro y San Pablo, junto con la iglesia del mismo nombre, de tradición franciscana. Resulta inconfundible este bello templo por su arquitectura del siglo XVI con planta basilical.

Otros íconos de esta comunidad limpia y pacífica, digna joya de la grandeza mexicana, son el Palacio Municipal y el gran reloj floral que se exhibe en la plaza principal del pueblo. En Zacatlán se puede visitar el interesante Museo de Relojería “Alberto Olvera” o la fábrica de relojes Olvera II Generación.

Los visitantes de Zacatlán tendrán la oportunidad de gozar de sus vastos ámbitos boscosos y hermosas panorámicas, por ejemplo, en el Valle de las Piedras Encimadas con sus monumentales y caprichosas estructuraciones pétreas que sobrecogen y fascinan el alma.
La página web para obtener más información del Museo de Relojería “Alberto Olvera” es: www.centenario.com.mx

Escribe un comentario