Liberación de tortugas en México

No hay nada más valioso que la libertad. Sin embargo, aunque lo anterior parecería una aseveración que no precisa corroborarse, ver a los animales disfrutar de esa natural condición, nos ayuda a valorar más el sentirnos plenamente libres. Por otra parte, el turismo es una vivencia tan rica y variada, que comprende algunas experiencias ecológicas, en donde la convivencia con especies fascinantes, resulta habitual. La liberación de tortugas en las costas mexicanas, es una de tales experiencias ecoturísticas, que nos ayuda a dimensionar el valor de la libertad y la felicidad que lleva consigo.

Ciertos destinos turísticos de México nos enseñan que, ayudar a la Tierra, es algo que se encuentra al alcance de cualquier persona, gracias a algunas interesantes actividades educativas y ecoturísticas. La liberación de tortugas en México, es una de tales prácticas.

Santuarios de diversidad silvestre

Las playas de México, además de exhibir un ambiente cautivador, son el marco de uno de los acontecimientos silvestres más hermosos que uno pueda presenciar: el desove y nacimiento de la tortuga marina, una de las especies animales más amenazadas por el riesgo de la extinción. A lo largo del año, variedades de tortuga tan diversas como la Lora (la cual puede observarse en las costas mexicanas a partir del mes de junio); la Golfina (del mes de junio al mes de abril); la Carey, (desde noviembre y hasta febrero); la Caguama, (desde mayo y hasta noviembre), y la Laúd (de enero a marzo), arriban a las costas del Golfo de México, el Mar de Cortés, el Mar Caribe y el Océano Pacífico, buscando las cálidas arenas en donde poner sus huevos.

La lucha por la vida

Luego de una incubación de 45 a 60 días, salen de sus huevos las jóvenes tortugas. Estas pequeñas crías, tras haber batallado para romper el cascarón, tratan de alcanzar las olas del mar para iniciar su ruta por la vida. Estas tortugas recién nacidas sufren diversos peligros, como desorientarse y dirigirse en la ruta contraria a la de las olas, o bien, el acoso de diversos depredadores. No obstante, ver a las sobrevivientes llegar al mar es una experiencia única y admirable. En casi toda el área costera de México se puede observar este gran acontecimiento silvestre, no obstante, se recomienda visitar, para ello, destinos turísticos en donde existen numerosos campamentos tortugueros, como Baja California, Sinaloa, Quintana Roo, Campeche, Yucatán, Colima, Michoacán, Jalisco, Guerrero y Tamaulipas.

Escribe un comentario