Las Grutas de Cacahuamilpa

De entre los atractivos turísticos más resaltables de México, hay que mencionar su diversidad geográfica. Ya sean ásperos desiertos o selvas frondosas, ya sean densos manglares o fríos bosques de montaña, la geografía mexicana es tan variada, como fascinante. Una muestra de lo anterior, celebre, con justa razón, son las impresionantes Grutas de Cacahuamilpa. Localizadas en el estado de Guerrero y parte de Morelos, esta vasta red de cavernas y pasajes  intramontañosos ha despertado la admiración del turismo nacional e internacional, por su agreste monumentalidad y belleza. Vamos a comentarles más, acerca de esta maravilla de la geografía mexicana, en las siguientes líneas.

Asombrosa naturaleza

Las de Cacahuamilpa son quizá, las grutas más grandes del orbe. Lo que sí es seguro, es que se trata de uno de los lugares más visitados por los aficionados a la espeleología. Este parque nacional tiene túneles que pueden alcanzar los diez kilómetros de longitud. La altura de las bóvedas pétreas de Cacahuamilpa va desde los 30 a los 70 metros. En total comprende 90 salones, es decir, vastas cavidades iluminadas algunas de manera natural y otras, artificial. Todas ellas exponen estalactitas y estalacmitas, esto es, largas formaciones rocosas que ascienden o descienden en aquel umbroso ambiente. Uno de los mayores atractivos de las Grutas de Cacahuamilpa, son las caprichosas siluetas y figuras de estas formaciones rocosas. De tal modo que, la gente ha nombrado estas bóvedas, de acuerdo al tipo de “figuras” y “personajes” que le inspiran las estalactitas y estalacmitas: el salón de la fuente, la catedral, las palmas, el trono, del chivo, etc.

Disfrutar el entorno

El parque nacional de las Grutas de Cacahuamilpa comprende una extensión de 2,700 hectáreas, las cuales, abundantes en  selva baja, son perfectas para desarrollar actividades relacionadas con el ecoturismo: senderismo, trekking, caminatas, almuerzos campestres y la contemplación de la eco-diversidad de la zona.  Por ejemplo, la fauna de esta región se caracteriza por la presencia de zopilotes, codornices, iguanas, águilas, tejones, mapaches, cacomixtles y víboras diversas. No obstante, conviene tomar precauciones para evitar accidentes relacionados con estos animales de la zona, o bien, con posibles extravíos en tan enormes y densos parajes.

Visitar el parque nacional de las Grutas de Cacahuamilpa es una experiencia turística inigualable, que no olvidarás con facilidad, porque resulta al mismo tiempo impresionante, amena y aleccionadora, tal y como lo es la naturaleza, en todo su esplendor. Para ingresar al parque hay que hacerlo por la carretera México DF- Taxco, o bien por la carretera Toluca-Ixtapan- Taxco.

Escribe un comentario