Las cuevas más impresionantes de México

En nuestro país existen más de 273 cuevas que superan los 200 metros de profundidad. En los párrafos que siguen comentaremos cuales son algunas de las más impresionantes. Son lugares solo accesibles a los aventureros  más osados y a los verdaderos amantes de la espeleología.

La Cueva de los Cristales en la Mina de Naica, Chihuahua, es una de las que destacan por su gran profundidad y sobrecogedor ambiente.  Para mucha gente Naica es de las cuevas con mayor belleza en el planeta. Tiene solo un salón con unos 180 cristales de selenita. Los más largos de ellos tienen 12 metros con un diámetro de 2 metros.

El sistema Cheve en Oaxaca es otra cueva monumental, con 1484 metros de profundidad y 26 kilómetros de longitud. Los exploradores coinciden en que Cheve es una cavidad vertical sumamente compleja, con numerosos tiros verticales- cerca de 100- galerías y salones, así como también muchos arroyos subterráneos, cascadas y pozas.

En seguida tenemos el Sistema Huautla en el estado de Oaxaca. Es la segunda cueva con mayor profundidad en el territorio nacional con sus 1,475 metros de hondura y una longitud de 62 kilómetros. Es una cavidad muy difícil de ser explorada por ser el cauce de varias corrientes de agua subterránea. Cuenta con vastas galerías y salones.

El Popoca, en el estado de Veracruz, es una cueva más bien pequeña, pero realmente atractiva, por su extraordinario tiro de entrada de 70 metros y una enorme cascada que se pierde por completo en las profundidades subterráneas.

Lo que sigue es hablar del Sistema Ox Bel Ha, en Quintana Roo. Es otra de las enormes redes de cenotes que se encuentran en la península de Yucatán. Su recorrido es de 160 kilómetros y es la segunda red subterránea en su tipo más grande del país. Sus innumerables galerías son de extraordinaria belleza geológica.

El Sótano del Barro es un impresionante abismo vertical que cuenta con una caída libre de 410 metros y una hondura total de 450 metros. Algo realmente impactante de esta cueva es su boca de 500 metros y su vasto volumen de 15 millones de metros cúbicos. Estas dimensiones tan grandes han propiciado que en el fondo del lugar crezca un bosque pequeño. Localizado en el Estado de Querétaro, el Sótano del Barro es uno de los más grandes abismos en el mundo. Por último también recomendamos visitar la cueva de El Zacatón con una profundidad de 329 metros, en el territorio zacatecano.

Escribe un comentario