La Mina de Acosta en Mineral del Monte

En el pueblo mágico de Mineral del Monte se encuentra el Museo de Sitio Mina de Acosta, un interesante museo de minería instalado en lo que fue la antigua mina, la cual se mantuvo en operación desde el siglo XVIII hasta finales del siglo XX.

Real del Monte, como coloquialmente se conoce este pueblo, es cuna de la tradición minera en el estado de Hidalgo. Las antiguas minas y edificios que aún se encuentran en este lugar son un extraordinario referente del desarrollo de esta actividad en México, en especial, de lo ocurrido en la minería los tres siglos pasados.

Este museo de sitio es el lugar adecuado para descubrir cómo era el trabajo en las minas y vivir la sensación de recorrer su interior.

Los visitantes son conducidos por un guía a través del socavón, provistos del atuendo básico de un minero -casco y lámpara- pueden recorrer a pie unos 400 metros de túneles. En el interior de la mina se conoce más sobre su forma y la manera cómo se extraían los minerales, inclusive, se puede observar una veta de plata.

La visita a la mina es sorprendente, sin embargo, el recorrido por el museo inicia en lo que fue la casa del superintendente, en sus habitaciones se puede ver cómo era el mobiliario original de los mineros ingleses y conocer varias tipos de piedras y minerales. También, se recorre la antigua bodega y los cuartos de máquinas.

Desde las escaleras exteriores y los jardines del museo se pueden observar los restos de antiguas construcciones que se levantaron en este lugar, así como la estructura metálica de la calesa y maquinaría diversa utilizada en la mina, así como una chimenea de gran altura o “chacuaco”.

La inmigración inglesa tuvo gran impacto en las costumbres de esta región, entre ellas los famosos “pastes” o empanadas, que originalmente eran el alimento de los mineros ingleses, y por supuesto, el futbol, que la compañía inglesa “Real del Monte” practicó primero con ingleses y después entre los trabajadores mexicanos.

Muchas otras anécdotas se pueden conocer al seguir la interesante ruta de la plata, dónde la visita a la Mina de Acosta es una escala obligada.

El centro histórico de este maravilloso pueblo mágico está cerca del museo, por lo que una caminata por sus calles y la visita a los comercios y restaurantes es muy recomendable.

Fotografía: www.mineraldelmonte.hidalgo.gob.mx

Escribe un comentario