La hotelería del porvenir

Es interesante intentar una vislumbre acerca del posible encausamiento que tomará el medio de la hotelería en los años venideros. Estudios recientes se enfocan a este intento y en general nos ofrecen reveladoras tendencias: servicios personalizados, tecnologías enfocadas a la interactividad o bien una capacidad para anticipar las tendencias más novedosas.

En lo que se refiere a los servicios personalizados, estos se relacionan con la tendencia del “Hazlo tú mismo”, el cual resulta exitoso en la mayoría de los nuevos planteamientos de negocio y que los clientes no solo tienen asumido, sino que lo solicitan de manera continua. Hay que tener bien claro, al momento de revisar los procesos propios o de diseñar novedosos modelos, lo que los clientes presentan y especialmente la manera en la que quieran participar en las experiencias que se ofrecen en los hoteles. Todo ello ayuda a que se pueda acertar con respecto a los gustos de los clientes y conseguir ofrecerles, una estancia lo más cómoda posible. Esto redituará en críticas muy positivas.

Para muchos estudiosos del futuro de la hotelería los servicios personalizados paulatinamente reemplazarán la segmentación habitual de los clientes que se presenta hoy en día. Para otros expertos, la personalización de los servicios y comodidades en los hoteles del futuro, simplemente complementan lo que se ofrece de manera convencional. No obstante, siempre es necesario innovar y la manera de hacerlo la comentaremos en lo que sigue.

Y así entonces ¿Dónde se podrá innovar? Se menciona por ejemplo, el aspecto del mobiliario y el diseño manejado en las habitaciones, una propuesta de nutrición personalizada, diferentes tecnologías interactivas o bien una gestión de precio de acuerdo a las necesidades que el propio huésped manifieste.

Lo que sigue es mencionar algunas claves para el éxito, que sin duda definirán la hotelería del porvenir. Lo primero es poseer una organización con la capacidad de sobre ponerse a un ambiente adverso y turbulento, elaborar un portafolio de tácticas, para afrontar un mercado en variaciones ininterrumpidas, también será preciso tener una honda comprensión de la diversidad de clientes que pueden tenerse, ya sea por cuestiones financieras, geográficas o generacionales.

Otras claves de éxito para la hotelería del futuro son: tener la capacidad de brindar a los visitantes una experiencia personalizada por medio de un gran espectro de alternativas de servicio, tener acceso a interfaces tecnológicas táctiles y también multidimensionales que ofrezcan una experiencia más inmersiva a los clientes, llevar a cabo un acercamiento abierto, atento y propicio a la experimentación.

La última recomendación es acercarse al social media, con una voluntad de adaptarse y anticipar las posibles tendencias en el turismo y la hotelería.

Escribe un comentario