La frontera con Belice

A solo ocho kilómetros al poniente de la ciudad de Chetumal, se inicia el camino que lleva, tres kilómetros después, a la comunidad de Subteniente López. Desde hace cuatro décadas, en ese lugar se levanta un puente sobre el río Hondo, mismo que marca la frontera con la nación hermana Belice. Para cruzar dicho puente no se requiere de visa o pasaporte, puesto que justo antes de cruzar la garita para ingresar a ese país, se extiende la llamada Zona Libre. En esta zona hay numerosos comercios que expenden  productos variados, libres de impuestos, por ejemplo, ropa, accesorios, perfumes, bebidas alcohólicas, alimentos enlatados, cigarros y muchas mercancías traídas del extremo oriente. Los habitantes de Chetumal frecuentan la zona libre, para adquirir esta clase de productos.

Por si fuera poco, en esta zona existen dos casinos y próximamente se construirán más. Por la calidad de estos establecimientos, en su interior, uno parecería estar en Las Vegas. Allí se pueden jugar poker, black jack, ruleta y mucho más. Tales establecimientos abren las 24 horas del día y aceptan pesos, dólares beliceños y dólares estadounidenses.

No lejos de Subteniente López, sobre la carretera de salida a Chetumal, se localiza la comunidad de Huay Pix, que se prolonga desde la carretera a la la orilla de la Laguna Milagros. En ese sitio uno puede hallar varios lugares para comer y un balneario que se usa también como trailer park. Los visitantes de tal sitio pueden rentar kayaks o contratar recorridos en lancha. La Laguna Milagros es uno de los cuerpos de agua más bellos de la zona. Abarca unos 3 kilómetros y en su porción más ancha, los 2,000 mil kilómetros. En años recientes ha sido el escenario de interesantes competencias de canotaje. Lo que la perfila tan atractiva para los certámenes deportivos es la quietud de su superficie y un detalle curioso e irresistible lo constituyen los diferentes tonos de azul que exhiben sus aguas.

Finalmente, a unos seis kilómetros al poniente de Huay Pix, luego de un desnivel, se continúa por la carretera 186  con rumbo a la ciudad de Escarcega en Campeche. Seis kilómetros después, por esta misma vía, se llega a la comunidad de Ucum. En este punto, se gira hacia la izquierda para proseguir por la carretera que corre paralela al río Hondo. Así es como se llega a Sacxán, pueblecito con un mirador precioso que consta de una torre de madera levantada sobre una pequeña loma. Desde allí se pueden contemplar hermosas vistas del territorio de Belice y de esta parte fronteriza de nuestro México.

1 Comment

Escribe un comentario