La Catedral de Guanajuato

El turismo es una actividad tan rica y variada, que siempre tiene algo especial que ofrecer a cada viajero, de acuerdo a sus gustos y aficiones. Por ello, el turismo cultural, es una de las variantes del turismo más populares en el mundo. Afortunadamente, México es un caudal inagotable de tesoros históricos y culturales y la Catedral de Guanajuato, es una muestra patente, que merece ser comentada y recomendada para todos ustedes.

Conozcamos pues, algunas de las características principales y referencias históricas que nos ofrece este admirable edificio, orgullo de México y de toda Latinoamérica.

Construcción con historia

La Catedral de Guanajuato luce una fachada de cantera con sendas capillas anexas y un par de torres gemelas que superan los 67 metros de altura. Se trata de uno de los templos católicos más relevantes del país. Se ubica en el centro histórico de León, justo en donde se encuentra la sede de la Arquidiócesis de León. Los orígenes de la Catedral de León, se remontan a 1746. Fueron los jesuitas quienes principiaron el diseño y edificación de lo que, con el paso del tiempo, llegaría a ser la noble Catedral Leonesa. Los jesuitas, tienen entonces, el honor de haber colocado la primera piedra de este sacro edificio. No obstante, cuando apenas llevaban 8 metros construidos, la obra fue suspendida, puesto que los españoles determinaron expulsar a los jesuitas del lugar. Así entonces, el proyecto permaneció detenido hasta el siglo XIX, cuando los miembros de la familia Obregón, prosiguieron con la construcción de la neoclásica catedral.

Posteriormente, en 1864, se completó la construcción de la cúpula y las torres, así como también, de capillas como la del Santísimo y la de San José. Ambas son hermosas y de estilo morisco.

La construcción de la Catedral finalizó en 1902, con una importante remodelación motivada por la coronación de la Virgen de la Luz.

Ecléctico edificio

Para los turistas, conviene saber que, en el interior de la Catedral de Guanajuato, predominan los ornamentos neoclásicos con algunos detalles barrocos. Los visitantes de este recinto religioso pueden identificar diversos estilos, que le proporcionan al conjunto arquitectónico, una interesante proyección ecléctica. Sobresalen, en este sentido, la Capilla de San José y la Capilla de Cristo Rey.
Gozar del arte religioso y la impresionante arquitectura de la Catedral de Guanajuato, no implica gasto alguno, así que, conviene considerarla como un lugar imperdible para un viaje a León.

Los aficionados al turismo cultural, encontraran en la Catedral de Guanajuato, un verdadero santuario de arte sacro y monumentalidad que, difícilmente, de tan bello, podrán olvidar alguna vez. Visita la Catedral de Guanajuato y llénate de su sublime encanto.

Más información en: http://guanajuato.dir.mx/

Escribe un comentario