La Biblioteca Central de la UNAM

Conocer la Biblioteca Central de la Universidad Nacional Autónoma de México, es conocer la biblioteca más grande y relevante de nuestra nación. Casi es como ingresar en otro mundo, puesto que se trata del “centro de operaciones” de un vasto sistema que comprende 142 bibliotecas repartidas en centros de investigación, colegios, escuelas, facultades e institutos gestionados o relacionados con la UNAM. Ya desde el área de recepción o ingreso, se  manifiesta un entorno donde priva la modernidad, puesto que desde este punto se accede a un sistema de cómputo de gran alcance, en donde se pueden consultar los diferentes catálogos del acervo bibliográfico y hemerográfico- entre otros formatos- que allí se resguardan.

Siguiendo sencillas instrucciones, los usuarios pueden hallar los materiales que precisan, de acuerdo a la clasificación y la ubicación donde tales libros, revistas o archivos se encuentran distribuidos. De tal modo, que, quienes visitan la  Biblioteca Central de la UNAM, pueden encontrar revistas, diapositivas, videocasetes, archivos y mapas, entre muchas otras clases de documentos, para el estudio y consulta no solo de los universitarios, sino también de los estudiantes de primaria o secundaria, por ejemplo, ya que este formidable centro de conservación bibliográfica se encuentra abierto a todo el público.

Loa Biblioteca Central de la UNAM fue diseñada de acuerdo a los patrones arquitectónicos del estilo conocido como “internacional”. De tal suerte que su estructura ocupa un espacio de 16 mil m2 y se levanta sobre una gran plataforma para quedar unos tres metros más elevada con respecto al resto del terreno. Es de hacer notar que en su basamento se instalaron relieves y fuertes de piedra brasa, evocando directamente las grandes construcciones de las culturas prehispánicas de México.

Diez espacios de almacenamiento, incluye la Biblioteca Central de la UNAM, cada una con capacidad para 120 mil volúmenes, todas ellas cerradas al exterior, para así preservar los niveles óptimos de humedad e iluminación, así como también, el clima adecuado para la conservación de los acervos atesorados en este vasto recinto. La Biblioteca Central, se ha transformado, con el paso del tiempo, en un auténtico atractivo turístico para quienes buscan conocer Ciudad Universitaria.

Es un lugar muy frecuentado por personas de otros países, no solo estudiantes, quienes buscan conocer no solo el sistema bibliográfico manejado, las colecciones de libros que allí se resguardan o la proyección arquitectónica de su construcción (obra de Juan O´Gorman, Juan Martínez de Velasco y Gustavo Saavedra), sino además porque buscan contemplar los espectaculares murales que adornan sus exteriores, trabajos monumentales realizados por Juan O´Gorman.

En los murales de la Biblioteca Central de la UNAM, O´Gorman expone la evolución de la cultura mexicana, considerando sus raíces míticas y desde un patente enfoque nacionalista. Cada muro del edificio expone un mural dedicado a cierta etapa de este desarrollo: en el muro norte, el pasado prehispánico, en el muro sur, el colonial, en el muro oriente, el mundo de hoy y por último, en el muro poniente, la Universidad y su papel en los tiempos modernos.

Escribe un comentario