Islas de San Benito y sus bosques submarinos

En el Pacífico Mexicano, en el área de Baja California aparecen las Islas de San Benito. Es un archipiélago de tres islas diminutas de escasa altitud, que se ubican a unos 95 kilómetros al oeste de la Península Baja California. En total, las tres islas de San Benito comprenden un área de 4 kilómetros cuadrados. En estas islas hay escasa vegetación, algunas cactáceas y pocos matorrales.

Pero este panorama, parco de vida hasta cierto punto, cambia por completo cuando se exploran las aguas de estas ínsulas. El agua es de un turquesa imposible, con un alcance de visibilidad de más de 30 metros al bucear o al practicar el esnórquel. Allí justamente aparece un amarillo bosque de kelp que fascina a los visitantes. De vez en vez, la calma fantástica de estas profundidades se ve alterada por juguetones leones marinos. Cuando se desciende a unos 20 metros de profundidad, los colores se intensifican, tanto los rojos de ciertas algas como los verdes de pastos marinos que crecen en los kelp. Buscar en las aguas de las Islas San Benito, es como sumergirse en la colorida pintura de un artista famoso. Los multicolores peces enriquecen aún más este vasto lienzo.

Siguiendo con este curioso símil, los buzos observarán peces garibaldi rojos y naranjas, abanicos de mar de color rosado y peces viejas de tono blanco y negro. También llamarán la atención las púrpuras algas coralinas.

Entre las grietas de las rocas, en las mismas algas y debajo de las piedras que sostienen las raíces de los kelp, existen otras formas de vida de gran relevancia para la biodiversidad de la zona.

Explorar los bosques submarinos de las islas de San Benito, nos permite avistar grandes langostas que integran vastos grupos, movilizan sus antenas continuamente y se ocultan en las sombrías oquedades de las profundidades. Cangrejos, lapas y abulones son otros animales invertebrados que pueden observarse sin problemas en estas aguas mexicanas. Con todos estos seres para contemplar, las inmersiones se hacen tan entretenidas como sumamente cortas.

Vale la pena conocer el ámbito de las Islas San Benito no solo para contemplar los  interesantes kelp, sino también los ecosistemas de las islas. Además, aconsejamos visitar la comunidad de Bahía Tortugas, por tratarse de un sitio por demás  pintoresco. Buena parte de sus dos mil habitantes se dedica a las actividades marítimas y es que Bahía Tortugas es la única población que brinda servicios de avituallamiento de embarcaciones entre la ciudad de San Diego y Cabo San Lucas.

Escribe un comentario