Iglesia de San Juan Bautista, en Huasca de Ocampo

Uno de los atractivos principales del Pueblo Mágico de Huasca de Ocampo es la iglesia donde se venera al arcángel San Miguel, por su relieve tallado en el portal principal, aunque en realidad es un templo dedicado a San Juan Bautista. Esta construcción sacra fue levantada en el siglo XVI por los religiosos agustinos del monasterio de Atotonilco el Grande. El relieve del portal principal fue una donación de Pedro Romero de Terreros, quien era un devoto del arcángel San Miguel. Los altares laterales inferiores de la Iglesia de San Juan Bautista, están realizados en madera y se piensa que fueron construidos en el siglo XVIII. Uno exhibe un estilo barroco, pero carece de columnas. Incorpora una enorme pintura del Arcángel Miguel y los altares del otro lado, son más tradicionales, sin dejar de exponer un estilo barroco. La celebración de San Juan Bautista se lleva a cabo año con año, el día 24 de junio. Como parte de este evento, se efectúan peleas de gallos, carreras hípicas, charreadas y misas. También incluyen espectáculos de danza folclórica, eventos deportivos y danzas típicas.