Huapalcalco, Hidalgo

El sitio arqueológico de Huapalcalco se localiza en Tulancingo de Bravo en el estado de Hidalgo, todo ello en el centro de nuestro país. El nombre de Huapalcalco se deriva del vocablo náhuatl, huapalli o huapálitl, que quiere decir, “tabla o viga pequeña”; y calli, “casa”. Por lo tanto, Huapalcalco puede comprenderse como “lugar de la casa de madera”.

Huapalcalco está reconocido como el área de ocupación humana con mayor antigüedad en el estado de Hidalgo. En su mejor momento Huapalcalco fue la sede del segundo imperio de la cultura Tolteca, antes de fundar la gran ciudad de Tula. De acuerdo a narraciones de algunos cronistas indígenas, que nacieron por el tiempo en que llegaron los españoles, Quetzalcóatl había hecho una casa de abstinencia, en la ciudad de Huapalcalco .

La cultura tolteca fue una de las principales que se desarrollaron en Mesoamérica. Una de las características que la definieron fue su afán civilizador, detalle que influyó en varias otras civilizaciones del México Antiguo. Ciudades como Huapalcalco y Tula, no solamente tuvieron una gran relevancia en los tiempos prehispánicos, sino que, además, con el paso del tiempo se han transformado en grandes atractivos turísticos del estado de Hidalgo.

Qué visitar en Huapalcalco

En el yacimiento arqueológico de Huapalcalco sobresale una pirámide de tres cuerpos de patentes influencias teotihuacanas. Es un edificio con una base de 12 metros y 8 metros de altura. Cuenta además, con un altar que quizás fuera utilizado para depositar ofrendas y varias pinturas rupestres que fueron realizadas hace 13 mil años. De hecho en Huapalcalco tenemos a uno de los sitios habitados más antiguos del continente americano.

Allí en tales cuevas se encontró una punta Clovis en la cueva denominada como del tecolote. También hay pinturas rupestres en el cerro del Huiztle y la mesa de Huapalcalco . Tales cuevas prehistóricas son significativas porque incluyen vestigios de tipo precerámico, lo cual hace muy valiosa a esta área para conocer acerca de las culturas que se desarrollaron antes del sedentarismo.

En la urbe de Huapalcalco es donde se hace más evidente- en esta zona del país- la presencia de culturas antes del contacto con los españoles. Como muestra de ello, basta con mencionar, los montículos que denotan tanto influencias teotihuacanas, como toltecas. Huapalcalco es muy interesante de conocer, por el modo en el que allí se han conservado numerosos montículos y además, por la manera en la que nos permite comprender la nueva configuración social tras la caída de Teotihuacan.
Huapalcalco tanto como Tulancingo, fueron lugares de gran importancia para los habitantes prehispánicos de esta zona del país. Han sido identificados como los primeros asentamientos de la cultura tolteca. Como quiera que sea, la referencia de que Huapalcalco fue un sitio donde habitó el sacerdote Quetzalcóatl, basta para entender la relevancia de un lugar como Huapalcalco .

Este yacimiento arqueológico es imperdible, tanto para los aficionados a la arqueología mexicana como también para aquellos quienes apenas se están acercando a esta fascinante faceta de México.

Cómo llegar a Huapalcalco

Para arribar a Huapalcalco se sigue por la carretera Pachuca-Tulancingo, y al llegar al municipio de Tulancingo, se continúa por la carretera a Apulco. Unos 4 kilómetros más adelante, se encuentra el sitio arqueológico de Huapalcalco .

Información relevante acerca de Huapalcalco

En Huapalcalco fue muy valioso el hallazgo de varios yugos de procedencia totonaca, lo cual nos muestra la influencia que tuvieron en el México Antiguo las culturas que se desarrollaron en el Golfo de México. También fue descubierta en Huapalcalco una escultura de origen teotihuacano, en donde se representa al dios del fuego. Huapalcalco es destacable por las esculturas y los edificios con los que cuenta, pero también por las pinturas rupestres que aparecen a su alrededor.

Actividades a realizar en Huapalcalco

El acceso al área arqueológica de Huapalcalco no tiene costo alguno y maneja un horario de Lunes a Domingo, de las 9 de la mañana a las 5 de la tarde. La arquitectura de Huapalcalco data del periodo epiclásico, del 600 al 900 d.C. Tanto la arquitectura como la cerámica de Huapalcalco muestran una notable influencia de la cultura teotihuacana. Visitar Tulancingo es una experiencia turística estupenda y más si se complementa con un recorrido por el sitio arqueológico de Huapalcalco .

Escribe un comentario