Hoteles Boutique y hoteles temáticos

¿Qué son los hoteles temáticos? ¿Por qué han surgido, cual es el nicho que pretenden colmar en el marco de la hotelería de nuestro tiempo? ¿Cuál es la relación que tienen con otras formas de la hotelería alternativa, como es el caso de los hoteles boutique? Justo eso es lo que comentaremos en lo que sigue, para que, a manera de orientación, los vacacionistas puedan proyectar de mejor manera sus próximas travesías y elegir si lo prefieren un hotel temático o bien un hotel boutique. De entrada cabe mencionar que tanto los hoteles temáticos como los hoteles boutique comparten mucho de lo que orienta el porvenir cercano de la hotelería moderna.

La tematización de los hoteles es una de las tendencias que está siendo trabajada por varias de las más importantes empresas del turismo, en un afán por satisfacer ciertos requerimientos por parte del público viajero. Existen distintas maneras de tematizar un centro de alojamiento, como por ejemplo: una temática principal para todo el hotel; temáticas distintas para las diferentes habitaciones que incluya un hotel, o bien, tematizar solo un área del hotel en cuestión. La tematización de los hoteles se inició en la década de 1980 y en realidad se encuentra estrechamente relacionada con los hoteles boutique.

Estos últimos surgieron por la necesidad de brindar a los huéspedes una atención mucho más dedicada y personal. Los hoteles boutique buscaron conseguir tal objetivo ponderando la elegancia, el estilo y el diseño de sus interiores, embelleciéndolos con obras de arte y enriqueciendo su propuesta de hospedaje con muchas amenidades y servicios extra: spa, gimnasio, talleres, diversiones, etc. La intención de ofrecer a los visitantes una experiencia única y de gran calidad es lo que hermana, de manera principal, a los hoteles boutique y a los hoteles temáticos.

Tener bien precisa la diferenciación entre lo que es un hotel temático y un hotel boutique, nos ayuda a comprender la diversidad de opciones de alojamiento que se ha generado a partir de una especial demanda por parte del público. En general ambas tanto los hoteles boutique como los hoteles temáticos procuran solventar la necesidad que se tiene de originalidad, frescura, una elevada calidad y más humanidad en la hotelería de nuestro presente. También se relaciona con comprender el turismo en general de una manera más holística, en donde el alojamiento del que se goce en los hoteles, también sea recuperado y considerado como una experiencia vacacional digna de recordar.

Escribe un comentario