Hoteles Boutique y Decoración De Interiores

Hablar de la decoración y el diseño de interiores es hacerlo acerca de un campo bastante diverso, en especial por las muchas aplicaciones que se hacen de estas prácticas en el día a día. No obstante, en términos generales, la decoración de interiores no se relaciona solamente con una perspectiva estética, sino también con lo técnico y lo funcional. Por lo anterior, y pensando en el caso de los hoteles, para decorar uno de estos negocios se requiere de minuciosos estudios, investigaciones y labores de modelado por parte de expertos diseñadores, con el objetivo de hallar el mejor modo para decorar con gran estilo y elegancia un hotel. Justo en ello es donde cobra notoriedad lo que nos ofrecen los hoteles boutique.

¿Hasta qué punto los hoteles boutique dependen de la decoración de interiores para desarrollar sus particulares propuestas de alojamiento? Para responder a tal cuestión, en primera instancia hablaremos acerca de lo esencial en la decoración de interiores, y posteriormente lo que corresponde a lo más importante de los hoteles boutique. Finalmente veremos la relación que tiene lo primero con los segundos.

El término decoración deriva etimológicamente del vocablo latín “decoratio”, el cual alude directamente a la acción de embellecer algo. Pero esta noción también se relaciona con lo que decora y los elementos que se utilizan para decorar algo. La decoración de interiores se encarga de darle forma a una ambientación, con el propósito de que sea tan grata como funcional, estudiando aspectos esenciales para ello, como el volumen de las habitaciones, la superficie que tengan y las dimensiones que las definan.

La decoración se relaciona con los hoteles boutique por el hecho de que, estos últimos, tienen como una de sus ofertas principales para sus huéspedes, brindarles instalaciones con finos decorados, con valiosos muebles que pueden ser antiguos o modernos, elegantes cortinajes, techos con casetones, muros decorados, muchas pinturas al óleo o frescos y elementos adicionales como velas aromáticas e inciensos.

De tal suerte que, gracias a la decoración de interiores, los hoteles boutique proporcionan una experiencia exclusiva a los visitantes, con gran privacidad y nivel de confort. Para los clientes alojarse en un hotel boutique debe de ser como probarse un traje a medida, con la mayor cantidad posible de lujos y comodidades. En ello juega un rol muy importante la decoración de interiores. En los mejores del mundo, tal vínculo se hace patente.

Más información en: http://www.hotelboutiquemexico.com/

Escribe un comentario