Historia de Huatulco

Desde el siglo XI, esta zona costera del estado de Oaxaca, estuvo integrada al reino mixteco de Tututepec. Cuando los indígenas prehispánicos arribaron a tal sitio, lo denominaron como Cuahtolco, lo cual quiere decir, “lugar en donde se adora al madero”. Con el tiempo, el nombre cambió hasta derivar en la actual forma de “Huatulco”.

En el periodo comprendido entre 1530 y 1540, Huatulco se constituyó en el puerto más significativo para los tratos comerciales entre la Nueva España y el continente europeo. Así también fue un lugar donde merodeaban los piratas más temidos y famosos, como Thomas Cavendish, Hack Williams y Francis Drake.

Huatulco ha sido el escenario de importantes eventos en la historia de nuestro país. Por ejemplo, en la playa denominada como “La Entrega”, ubicada en Bahía de Santa Cruz, desembarcó alguna vez el héroe nacional Vicente Guerrero, quien había llegado a ser presidente de la nación y posteriormente víctima de una traición política.

En el año de 1850, Benito Juárez, entonces gobernador de Oaxaca y quien posteriormente se convertiría en uno de los mandatarios más importantes de la historia mexicana, acudió a estas costas del Pacífico y fundó la Villa de Crespo en el territorio que actualmente ocupa, la comunidad de Huatulco.

A finales de la década de 1960, las autoridades gubernamentales decidieron impulsar notablemente el turismo, especialmente a los destinos playeros. Desde entonces se llevaron a cabo exploraciones diversas en toda la geografía mexicana, para la creación de nuevos complejos vacacionales de grandes proporciones. Fue así como se fueron descubriendo las hermosas y cautivadoras bahías de Huatulco, las cuales, por sus características naturales, fueron excelentes para llevar a cabo tan ambicioso proyecto.

A finales de la década de 1990, tras haber concluido las carreteras de Puerto Escondido-Salina Cruz y la de Oaxaca-Pochutla, el Fondo Nacional al Turismo, comenzó las labores para transformar a Huatulco es una de las zonas vacacionales más relevantes de México, aprovechando los encantos costeros de las nueve bahías de Huatulco.

Los habitantes de Huatulco, hace tiempo solo se dedicaban a la pesca y la agricultura, especialmente quienes habitaban en Bahía de Santa Cruz. Todo ello ha cambiado radicalmente con el desarrollo turístico del lugar. En nuestros días, buena parte de la población local trabaja en servicios relacionados con el turismo, en los muchos hoteles, restaurantes, bares, discotecas, y operadoras de tours que aparecen en este destino del estado de Oaxaca.

Escribe un comentario