Hidalgo para la diversión infantil

Si existe una palabra que concentre todo lo que Hidalgo representa desde un enfoque turístico, esa es la de “divertido”. En el caso del esparcimiento infantil, por ejemplo, es una garantía de satisfacción para los viajeros. Cuenta con parques infantiles, un interesante zoológico, granjas didácticas y varios otros sitios igual de maravillosos.

Recomendamos llevar a los pequeños a sitios como el Museo del Rehilete, con sus cinco salas interactivas para que los niños se aprendan y se diviertan al mismo tiempo, con temas como la naturaleza, el arte, la ciencia y la tecnología; el fabuloso Dinoparque, con su recorrido rebosante de aventura, en el cual toda la familia pueden contemplar más de 42 especies de dinosaurios de tamaño real; el Parque de Convivencia Infantil, Zoológico, espacio de convivencia familiar y para la concientización ecologista, y otros lugares como el Planetario de Hidalgo, en el cual se puede aprender más del universo entero a través de charlas y proyecciones; el Tuzoofari, parque zoológico que nos permite ver a los animales en su hábitat natural; la Montaña Viviente, magnífico campamento que tiene una divertida pista de ciclismo en un entorno de bosques y el Campamento Mapache Santa Elena, excelente para la aventura y las actividades relacionadas con el ecoturismo.

Escribe un comentario