Hacienda Del Molino, Puebla

Es tiempo de comentar acerca de una hacienda por demás agradable. Es uno de esos lugares que satisfacen plenamente a quienes deciden alojarse en ellas. Las personas que optan hospedarse en un hotel hacienda, por lo general lo hacen buscando una mayor intimidad y comodidad que las posibles en un hotel convencional. Además, la emoción de permanecer en un ambiento de estilo antiguo y elegante, con mobiliario de época, obras de arte y recintos arquitectónicos de gran belleza, es algo indescriptible, que no puede experimentarse en un hotel normal. Una de las haciendas más destacadas en el estado de Puebla es la Hacienda Del Molino.

Esta hacienda se ha perfilado con el tiempo, como un prestigioso hotel de estilo colonial. Es una excelente alternativa para hacer un viaje romántico, en una zona residencial lujosa y agradable de recorrer. La Hacienda Del Molino es un hotel que cuenta con piscina techada, varios salones para eventos, centros de negocios, señal de internet en las habitaciones y en las áreas comunes, sin cargo adicional, bar, estacionamiento, y muchos otros servicios.

Qué visitar en la Hacienda Del Molino

El hotel Hacienda Del Molino es el sitio que mucha gente estaba esperando, para gozar de un tiempo en contacto con la naturaleza, en un entorno de tranquilidad y servicios de excelencia. Recomendamos explorar todos los sitios atractivos con los que cuenta esta hacienda, una de las más admirables del estado de Puebla. Paseos, senderos, pasillos y pasillos, llenos de adornos, obras de arte y una naturaleza rebosante, es lo que define el ambiente de la magnífica Hacienda Del Molino.

Cómo llegar a la Hacienda Del Molino

La dirección completa de la Hacienda Del Molino es Calzada del Bosque No. 10 – Col. San José del Puente – C.P. 72150 – Puebla, Pue. México.

Información relevante acerca de la Hacienda Del Molino

Algunos datos relevantes acerca de las haciendas mexicanas, son los que comentaremos a continuación. Estos lugares pueden ser considerados como los castillos del continente americano. Se trataba de propiedades similares a los dominios feudales. Los hacendados, los propietarios de estas grandes construcciones, eran dueños de todo lo que hubiera en ellas, así los trabajadores, los bienes, lo producido y los esclavos que allí trabajaran. En cierto momento de la historia de México, los hacendados lograron amasar cuantiosas fortunas y los señores de estos sitios tenían un estilo de vida palaciego. Todo ello se ha conservado con el paso del tiempo, para beneficio del público que en la actualidad se aloja en las haciendas que han sido convertidas en hoteles. Muchas de las haciendas de México, luego del periodo colonial, sobrevivieron a las gestas de Independencia, pero con el advenimiento de la Revolución decayeron por las presiones sociales y políticas hasta que la mayoría cerraron por completo y fueron abandonadas.

Actividades a realizar en la Hacienda Del Molino

Las opciones para divertirse en esta hacienda poblana son variadas, pero todas ellas sumamente aconsejables. Una excelente recomendación es disfrutar del restaurante El Molino. Allí se sirven deliciosos platillos de cocina típica poblana, por ejemplo, chiles en nogada, mole y chalupas. En el restaurante El Molino se ofrecen especialidades de la casa, como es el caso de los Camarones del Catrín, el Medallón de Pollo al Champagne, y la deliciosa repostería que se cocina en el lugar. Igual de interesante es Bar “El Catrín”, el cual tiene una ambientación colonial. En este sitio los huéspedes encontrarán una selección de vinos de excelente calidad y licores deliciosos. En El Catrín, se ofrecen bebidas nacionales y extranjeras capaces de satisfacer los gustos de los comensales más exigentes. Finalmente vamos a mencionar algunos sitios interesantes cercanos al Hotel Hacienda El Molino. Uno de ellos es el Aeropuerto Hermanos Serdán, lo cual resulta por demás práctico. También queda muy cerca el centro histórico de Puebla, con sus muchos edificios históricos, parques, monumentos y sobre todo bellas iglesias y conventos. El Centro Comercial Angelópolis es otro sitio imperdible, en especial para aquellos viajeros que gusten de hacer compras en el marco de sus vacaciones. La bella ciudad de Cholula, con su ambiente bohemio y sus comercios de productos típicos es otra buena recomendación, así como su monumental pirámide, una de las más grandes del continente americano.

Escribe un comentario