Fin de semana en Tlalmanalco

Grandes campos de eucaliptos y campos de sembradíos definen el entorno de Tlalmanalco en el Estado se México. Es una comunidad que aun preserva el ambiente apacible de los comienzos del siglo XX, así como también, hermosos paisajes, definidos por las siluetas de dos formidables volcanes. Tlalmanalco tiene un clima sumamente agradable, y además atracciones de gran valía histórica y cultural, como el Convento de San Luis Obispo, la Capilla Abierta o bien, el Museo Comunitario Nonohualca. Pero además, Tlalmanalco tiene muchas tradiciones y celebraciones tradicionales que cautivan a los visitantes.

Por ejemplo, las celebraciones de mayor importancia en Tlalmanalco son las dedicadas a los santos patronos de las cinco comunidades del municipio. Las más destacadas son las que se organizan en honor de San Luis Obispo y la de San Miguel Arcángel. En el marco de estas fiestas los lugareños visten sus mejores prendas, se realizan grandes procesiones llevando las imágenes de estos santos, se lanzan fuegos artificiales y las calles se colman de puestos de antojitos. Algunos de los espectáculos populares más representativos de esta zona del Estado de México son las Comparsas de Marotas y los doce pares de Francia.

También es una alternativa a tomar en cuenta, en el marco de un paseo de fin de semana por Tlalmanalco, el ascenso al Iztaccíhuatl, siguiendo por ejemplo, la ruta de Nexcualongo- Loma Larga, la cual nos conduce directamente a Chalchoapan. Es importante señalar que, para emprender este paseo se requiere el apoyo de un guía experto.

Pero además, los encantos de Tlalmanalco también se relacionan con lo gastronómico. Los visitantes que acudan el fin de semana a esta comunidad mexiquense, hallarán una enorme variedad de platillos y aderezos, conde sobresalen por su delicioso sabor, el mole verde con cerdo y pollo, los tlacoyos rellenos de haba, los chiles en nogada, la carne de puerco en chile mulato, y los tamales de elote y capulín.

En las proximidades de los bosques frondosos de Tlalmanalco, los habitantes del lugar aprovechan de sabia manera todos estos recursos naturales para crear magníficas artesanías y adornos navideños, como por ejemplo, las ramas, coronas y las “piñas” de los pinos. De hecho, esta región es excelente para conseguir adornos de navidad.

Algunos de los mejores hoteles para quedarse en Tlalmanalco son el Club Campestre Santa María, las Villas Tlalmanalco, la Posada Colonial y la Posada Familiar Yuri, entre otros.

Escribe un comentario