Fin de semana en las cantinas de la Cd de México

 Si existen lugares al mismo tiempo pintorescos y de gran valía cultural, esos son las cantinas mexicanas.  Ya sea que se las visite por vez primera o bien quienes acostumbran frecuentarlas, son sitios para divertirse en grande, degustando ricas bebidas y los antojitos nacionales más gustados. Pero, aunado a lo anterior, varios de estos negocios tienen más de cien años de haber sido fundados, por lo consiguiente, tienen un gran acervo de referencias históricas y anécdotas locales que merecen conocerse. El Centro Histórico de la Ciudad de México abunda en agradables cantinas, que vale la pena disfrutar, por el excelente ambiente que allí se tiene y el estilo de vida citadino que allí se experimenta.

Una de ellas es el Restaurante Bar La Ópera, cautivador negocio ubicado en 5 de mayo y Filomeno Mata. Por haber abierto sus puertas en 1870, definitivamente es de las cantinas más atractivas del zócalo de la Ciudad de México. En este local de los tiempos del porfiriato, sirven bebidas como vinos, licores y cervezas variadas. Se dice que el mismo Pancho Villa dejó la marca de un disparo en el techo.

También destaca la Cantina La Peninsular, inaugurada en 1872. Es el lugar donde disfrutan de una intensa vida bohemia muchos capitalinos. Era muy visitada por la cantante de ranchero Lucha Villa, en su momento de mayor fama. Es una cantina del zócalo del DF, muy valorada por sus deliciosas enchiladas y por el excelente ambiente que nos ofrece para jugar dominó.

Dos cantinas igual de aconsejables para conocer en un paseo de fin de semana en el Centro Histórico son el Restaurante Bar Gallo de Oro y la Cantina la Potosina. El primero, inaugurado en 1874, fue muy frecuentado por  importantes personajes de aquellos años como Juan de Dios Peza, Manuel M Flores, Justo Sierra, Guillermo Prieto y Manuel Acuña.  La segunda, por su parte, abrió sus puertas en 1890 y se encuentra en la calle de Jesús María, en donde se hace esquina con la calle de Emiliano Zapata. Es famosa por prepararse allí una exótica bebida conocida como “La Paloma”. De botanas allí se sirven sopes, frijoles con totopos y sopa caliente.

Como hemos comprobado existen cantinas en la Ciudad de México que destacan para un paseo de fin de semana. Muchas son las opciones de cantinas que tenemos disponibles en el Centro Histórico, ya sea en las proximidades del zócalo o en otras partes del primer cuadro capitalino. Se las puede visitar ya sea por fines de turismo cultural o bien, para simplemente tomar deliciosos tragos en un ambiente muy interesante. También sobresalen estos lugares y centros de convivencia para conocer gente interesante, tanto del Distrito Federal como de países diferentes.

 

 

 

Escribe un comentario