Fin de semana en La Marquesa, Toluca y Metepec

En el Estado de México, hay muchos lugares para visitar durante el fin de semana. Por ejemplo, en los límites del Distrito Federal y el territorio mexiquense, siguiendo la autopista que nos lleva a Toluca, se tiene la oportunidad de conocer el Parque Insurgente Miguel Hidalgo y Costilla, nombrado de manera más habitual como La Marquesa. Es un sitio de abundantes pinos y oyameles, en donde, aunado a un contacto pleno con la naturaleza, se nos presenta la oportunidad de probar deliciosas especialidades de la zona, como es el caso de la cecina, las quesadillas o el chorizo verde, acompañados de una bebida tradicional de la región conocida como mosco, un licor artesanal muy fuerte.

A pocos minutos de La Marquesa, tenemos la ciudad de Toluca, capital del Estado de México. Esta urbe se ubica a 67 kilómetros de la Ciudad de México y cuenta con un rico legado histórico, patente en edificios coloniales, religiosos y de orden civil. Además, se trata de un relevante centro comercial e industrial de la región. Aconsejamos visitar en Toluca sitios de interés como la Plaza Cívica Los Mártires, el Jardín Botánico- con más de 500 plantas de especies diferentes y el famoso Cosmovitral de estilo art mouveau-; los museos de la Acuarela, Numismática, Bellas Artes, Charrería y Artes Populares y por supuesto, la Catedral de Toluca, edificio levantado sobre un templo franciscano del siglo XVI.

Posteriormente, en este recorrido de fin de semana por el Estado de México, aconsejamos conocer el sitio arqueológico de Tecaxica-Calixtlahuaca, en donde se exhiben vestigios de la cultura matlatzinca; el Nevado de Toluca o Xinantécatl, volcán que destaca por ser el único que existe en nuestro país, a cuyo cráter se puede llegar por carretera y por supuesto, en las cercanías del Xinantécatl, la comunidad de Metepec, el Cerro de los Magueyes.

Este último es un sitio muy pintoresco y de gran tradición artesanal. En Metepec, se pueden comprar preciosas vajillas vidriadas, las tradicionales cazuelas y los típicos árboles de la vida, que nos presentan de una manera muy original, nociones indígenas acerca del principio y el fin de la vida. El atractivo convento que posee y su imperdible tianguis de los lunes, completan la oferta turística de este bello rincón del Estado de México.

Finalmente, no hay que olvidar, especialmente si se viaja con niños, que a escasos minutos de Metepec aparece el divertido zoológico de Zacango, instalado justo en donde se hallara la hacienda homónima y con más de 200 especies de animales.

Escribe un comentario