Fin de semana en la Fonoteca Nacional

La Casa Alvarado es el edificio donde se encuentra la Fonoteca Nacional. Se trata de una construcción del siglo XVIII, que exhibe influencias andaluzas y moriscas, el cual fue declarado como monumento histórico en 1932, por la Dirección de Monumentos Coloniales. Este edificio

Es una construcción que ha tenido distintos usos: biblioteca de la Secretaría de Crédito Público, una librería de la Secretaría de Educación Pública, y sede de la Fundación Octavio Paz. En el año 2004, la SEP cedió la propiedad al Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, para servir como sede de la Fonoteca Nacional. En la segunda mitad del 2005 comenzaron las tareas de restauración, en las cuales participaron numerosos historiadores, arquitectos y restauradores. Con ello se logró devolverle su atractivo arquitectónico original.

La apertura de la Fonoteca Nacional, en el 2008, marca un hecho sin precedentes en la vida cultural de México. El objetivo, de este proyecto siempre ha estado bien definido: proteger uno de los patrimonios más fáciles de perder y que menos atención recibió a lo largo del siglo XX. Localizado en el centro de Coyoacán, este edificio no solo atesora valiosos archivos históricos, de entre ellos, varios que nos sirven para conocer otras zonas de nuestro país.

También aconsejamos conocer la audioteca Octavio Paz, en donde se puede uno familiarizar con los archivos que allí se encuentran. La Fonoteca Nacional se encuentra en la calle Francisco Sosa 383, en el Barrio de Santa Catarina, en la delegación Coyoacán. La Fonoteca Nacional, abre de lunes a sábado.

Este es uno de los muchos edificios de interés con los que cuenta la calle de Francisco Sosa, una de las más representativas de Coyoacán. Para quienes tengan interés en conocer lo más cultural y tradicional de la Ciudad de México, no tienen más que visitar el fin de semana la delegación Coyoacán y especialmente, calles como la de Francisco Sosa. Fue a mediados del siglo XX, cuando surgieron las primeras iniciativas para resguardar los archivos audiovisuales y fotográficos. Ese fue el impulso que hizo surgir la Filmoteca de la Universidad Nacional Autónoma de México, la Cineteca Nacional, y la Fonoteca del Instituto Nacional de Antropología e Historia. Sin embargo, no fue sino hasta que apareció la Fonoteca Nacional, que se contó con un sitio creado específicamente resguardar el material sonoro de nuestro país. No te lo pierdas cuando hagas un paseo de fin de semana a Coyoacán.

Escribe un comentario