Fin de semana en la Alameda Central

La capital del país siempre se ha distinguido por sus grandes dimensiones, su dinamismo comercial y su diversidad cultural. No es extraño que en los espacios más interesantes de la Ciudad de México puedan hallarse, grandes plazas comerciales o bien, las más contrastantes propuestas culturales. Cada que se tenga la oportunidad de tomar un paseo de fin de semana a la Ciudad de México, ya sea para conocer o disfrutar uno o varios de sus atractivos, una buena recomendación es prepararse para obtener la máxima diversión y muy gratos momentos. Mucho es lo que tiene para ofrecernos, para el fin de semana, la ciudad más grande del mundo.

Una de las principales atracciones de la Ciudad de México es la Alameda Central. Este parque urbano ha sido, desde su inauguración un lugar de reunión de todos los estratos sociales de la población mexicana. Es un punto de abundantes árboles y engalanado por la presencia de numerosas fuentes, las cuales tienen personajes mitológicos como adornos centrales. La Alameda Central es el parque citadino de mayor antigüedad en la Ciudad de México y uno de los sitios en el Centro Histórico más dignos de visitarse en la capital mexicana.

La Alameda Central fue construida en el siglo XVI por Luis de Velasco, el entonces virrey. Este último mandó construir un paseo para embellecer la ciudad y que al mismo tiempo fuera el lugar de recreo de los habitantes de la capital de la Nueva España. Para este fin fueron sembrados una gran cantidad de álamos al sur del Templo de Santa Veracruz y en las cercanías de las actuales Avenidas Juárez e Hidalgo. No obstante, debido al lento crecimiento de estos árboles, los álamos fueron retirados y en su lugar se colocaron sauces y fresnos. No obstante el nombre de Alameda se le quedó a este parque capitalino, hasta nuestros días.

De oriente a poniente, la Alameda mide más de 513 metros y una superficie total de 13.2 hectáreas, divididas en 24 triángulos que integran varias glorietas y otras tantas fuentes. La Alameda Central del Centro Histórico de la Ciudad de México, es un excelente sitio para visitar el fin de semana. Se proyecta como un ámbito para la reunión de las personas, para los paseos en compañía de la familia, los amigos o la pareja y para conocer uno de los lugares más emblemáticos de la capital del país.

Escribe un comentario