Fin de Semana en el Centro Histórico de la Ciudad de México

Los fines de semana, las parejas buscan lugares cercanos para distraerse o para conocer nuevos aspectos de las ciudades donde viven. Son oportunidades estupendas para ello, ya que los viernes, sábados y domingos se prestan para tomar paseos cortos, lo mismo sirven para hallar descanso o mucha diversión. Por otra parte, caminar es la manera más recomendable de pasear por el Centro Histórico de la Ciudad de México. En lo que sigue vamos a dar algunas sugerencias para recorrer algunos de los puntos más interesantes del “primer cuadro” de la capital, durante el fin de semana. Hay varias rutas para pasear por el Centro y tal y como sucede con la que comentaremos, todas ellas parten del impresionante Zócalo, la Plaza de la Constitución.

Recomendamos contemplar en esta, la segunda plaza urbana más grande del planeta, la ceremonia para izar la bandera nacional, a las 5 de la mañana y para arriarla, a las 6 de la tarde. Al estar rodeada de múltiples edificios históricos y otros monumentos, es el punto de partida ideal para cualquier exploración de fin de semana del Centro Histórico de la Ciudad de México.

Lo que sigue es acudir al sitio arqueológico del Templo Mayor. Se localiza en lo que fuera el centro de la antigua Tenochtitlan, la capital del imperio azteca. Este vasto yacimiento arqueológico se recorre por un andador que nos permite contemplar los vestigios de cerca. El recorrido se complementa con una visita al Museo del Templo Mayor, con una enorme colección de piezas de la cultura azteca. Tiene nueve salas dedicadas a diferentes temáticas del México prehispánico y sus dos monolitos principales son los de Coyolxauhqui y Tlaltecuhtli.

Para tener un fin de semana valioso e inolvidable, conviene incluir en este recorrido por el Centro Histórico de la Ciudad de México, al Palacio Nacional y la formidable Catedral Metropolitana. El primero uno de los edificios más importantes del país, al ser la sede del Poder Ejecutivo mexicano. En su interior se atesoran admirables murales con temas patrióticos de Diego Rivera y un muestrario de magistral arquitectura colonial, manifestada a través de patios, corredores y elegantes salones.

En lo que se refiere a la Catedral Metropolitana, es una impresionante construcción religiosa que requirió de tres siglos para ser completada. Ofrece detalles arquitectónicos de tipo renacentista, barroco y neoclásico. Posee cinco altares de grandes proporciones, 14 capillas, un hermoso coro, dos magníficos órganos, altos campanarios y un bello sagrario.

Escribe un comentario