Fin de año en Zipolite, Oaxaca

Viajar a Zipolite para pasar las vacaciones de fin de año, es sumamente grato, primero, por el atractivo particular que tiene este encantador rincón oaxaqueño. Pero además, por los sitios cercanos de la Riviera Oaxaqueña, que se pueden visitar. Uno de tales lugares es la vasta playa de La Ventanilla, la cual es célebre por dos razones principales. La primera se refiere a las tareas de conservación ecológica de los lugareños, y la segunda, por una curiosa formación de rocas que pareciera ser una ventana abierta al horizonte marino.

En el marco de unas vacaciones de fin de año en Zipolite, si se visita La Ventanilla, no hay que perderse el paseo en bote de remos que ofrecen los lugareños, para conocer una laguna costera repleta de mangle y aves exóticas. En el centro de esta laguna, existe una isla con abundantes palmeras, misma que se utiliza como criadero de cocodrilos. En tal sitio se puede descansar, comer ricas quesadillas y sopes, acompañados de refrescante jugo de coco. Algo importante que se debe tomar en cuenta, es que, en la playa de La Ventanilla, no se puede nadar, ya que es mar abierto y muy frecuentada por el tiburón chato.

Otro lugar cercano a Zipolite que merece tomarse en cuenta para un excelente tour, es Mazunte. Quienes opten por disfrutar sus vacaciones en Zipolite, además de visitar Puerto Ángel y La Ventanilla, también pueden explorar la pequeña comunidad de Mazunte. En la actualidad, Mazunte es un relevante sitio para la protección de la tortuga marina. Allí justamente se localiza el Centro Mexicano de la Tortuga, el cual también funciona como acuario, museo criadero y centro de investigación.

Por todos estos posibles tours, pasar las vacaciones de fin de año en Zipolite, es una decisión por demás acertada. A veces es conveniente descansar de los grandes complejos hoteleros y los destinos turísticos fastuosos para experimentar la belleza y sencillez de comunidades como Zipolite. Rústica, pura, natural, tranquila y cautivadora, de esa manera se experimenta la oferta turística particular es esta mágica población oaxaqueña. En la década de 1960, esta playa se hizo famosa, por constituirse en la única playa nudista de nuestro país. Y si bien en nuestros días se practica menos el nudismo en este lugar, Zipolite puede gozarse como una espléndida playa a mar abierto, con un clima paradisiaco, una deliciosa oferta culinaria, algunos hoteles rústicos y bohemios para pernoctar, y muchos atractivos más.

Escribe un comentario