Fiestas y tradiciones en La Condesa

La Colonia Condesa tiene bellos parques y áreas verdes, mismos que caracterizan a esta célebre zona de la Ciudad de México.  Uno de ellos es el Parque México, el cual puede ser considerado como el centro de La Condesa, por sus nobles fuentes, espejos de agua,  y el lago con patos con el que cuenta. En este notable parque capitalino, existe además, un teatro al aire libre, en donde cada fin de semana, se acostumbran realizar actividades culturales.  Otro elemento destacado de la Colonia Condesa, son sus admirables glorietas, de estilo Art Déco, como por ejemplo, la Glorieta de Popocatépetl y la de Plaza Iztaccíhuatl.

Recientemente, La Condesa ha experimentado un notable resurgimiento, lo cual ha perfilado a esta zona urbana en una de las más recomendables de la capital del país. Allí abundan las terrazas al aire libre, en donde se congregan artistas, oficinistas, diseñadores y estudiantes, en gratas tertulias, lo cual forma parte del ambiente bohemio y cosmopolita de La Condesa. Muchos viajeros comparan a esta parte de la Ciudad de México, con el Barrio Latino de París o el Soho neoyorquino. Pero, no obstante esta modernidad y sofisticación, en La Condesa y sus alrededores se siguen ciertas tradiciones y festividades de gran interés para los turistas y viajeros.

Como muestra, de esto último, hay que mencionar a la tradicional Procesión del Silencio. Esta se realiza en la Colonia Roma, en el Templo de la Sagrada Familia, uno de los más relevantes de la Ciudad de México. Fue construido en 1910 por el arquitecto Manuel Gorozpe y el ingeniero Miguel Rebolledo. En su tiempo destacó por ser de los primeros edificios sacros en incluir una estructura de concreto armado. De hecho el desarrollo de la Colonia Roma, se dio al mismo tiempo que avanzaba la edificación del Templo de la Sagrada Familia.  Quien desee conocer tal iglesia la puede hallar en la esquina de las calles de Orizaba y Puebla.

Justamente desde el Templo de la Sagrada Familia, es donde parte la Procesión del Silencio. Esta festividad tradicional de la zona de La Condesa, se realiza el viernes de Semana Santa, y tiene por objetivo, conmemorar el entierro de Jesús, de acuerdo a las tradiciones católicas. La Procesión del Silencio es una lenta caminata, ordenada y fervorosa que se realiza llevando velas en las manos, y en la cual los feligreses demuestran mucha fe y apego a sus creencias.

 

 

 

 

 

 

 

Escribe un comentario