Ensenada, Baja California

Es el entorno en donde se localiza una de los fenómenos naturales más asombrosos: “La Bufadora”, uno de los tres géisers más significativos del orbe. También es uno de los centros vitivinícolas más relevantes de México, y se localiza en el estado de Baja California Norte. Se trata de Ensenada, un destino turístico clave en el norte del país.

Por los muchos sitios atractivos con los que cuenta, Ensenada es una ciudad sumamente visitada, ya que tiene de todo para satisfacer a los turistas más variados. Es la elección perfecta para gozar de unas vacaciones memorables por completo.

Volviendo a La Bufadora, se ubica a unos 35 kilómetros al sur de Ensenada siguiendo la carretera Transpeninsular Maneadero, justo en el extremo de la Península de Punta Banda. Este geiser incluye una cueva situada entre formaciones rocosas a nivel del mar, la cual, al entrar el agua de la marea creciente, sale expulsada por el impulso del aire que procede del interior de la cueva. El agua sale disparada a una altura aproximada de 20 metros, con un sonido parecido al de un animal feroz. De allí  procede el nombre de “La Bufadora”. Otros geiseres marinos de este tipo solo pueden hallarse en Hawai, Australia, Tahití y uno artificial, en Japón.

Por lo que se relaciona con el Valle de Guadalupe, localizado al norte de la ciudad de Ensenada, está reconocido como la región vitivinícola de mayores dimensiones en México. Por factores positivos, como el clima del lugar y el tipo de tierra imperante, las cosechas de olivo y de vid se dan como en ninguna otra zona del país.

En el territorio donde se extiende Ensenada, se presentan una gran diversidad de microclimas, en espacios silvestres que hacen destacar la hermosura agreste de la península bajacaliforniana. Se constituye en el marco idóneo para gozar de las muchas cosas interesantes de esta norteña ciudad: sus tesoros históricos, culturales, turísticos y gastronómicos.

Qué visitar en Ensenada

Una de las actividades imperdibles de Ensenada, es el avistamiento de la ballena gris. Es un fenómeno natural que se puede experimentar en el periodo comprendido entre diciembre y abril, en las inmediaciones de la Bahía de Todos Santos. Son cetáceos que proceden de las frías aguas de Alaska y que buscan las calmas aguas bajacalifornianas para aparearse. En Ensenada existen varias opciones de recorridos guiados para gozar de esta notable experiencia ecoturística.

La mencionada Bahía de Todos Santos, es otro atractivo imprescindible para quien visite estos lares. Las playas de esta bahía, que se encuentra a 20 kilómetros al sur de Ensenada, son excelentes para desarrollar diferentes prácticas recreativas, tanto acuáticas como terrestres, como por ejemplo, recorridos en bicicleta, caminatas, pesca deportiva y natación. Área litoral que abarca unos 50 kilómetros, la Bahía de Todos Santos, también se distingue por su oleaje, por lo general, de unos 3 metros, lo cual lo perfila como excelente para el deporte del surf.

Ahora toca el turno de mencionar el Valle de Guadalupe, a 70 kilómetros de Ensenada, en la zona elevada de la Sierra de Juárez. Cuenta con 5,000 hectáreas y está considerado como un relevante parque y reserva ecológica de la Península de Baja California. Allí se pueden contemplar innumerables especies de flora y de fauna.

Cómo llegar a Ensenada

Baja California tiene una red de carreteras de alta calidad que vinculan las principales comunidades y municipios. Una de las vías más atractivas es la ruta carretera del corredor turístico Tijuana-Rosario Ensenada. Este trayecto tiene una hora de duración, aproximadamente.

Información relevante acerca de Ensenada

Ensenada también sobresale en el medio turístico por sus campos de golf, bares, spas y centros de diversión nocturna. Allí se puede gozar de un plácido descanso o de horas y horas de diversión, en las orillas del Pacífico Mexicano. A destacar también, su rica gastronomía, en la que abundan los platillos elaborados con pescado y mariscos, así como también especialidades rancheras.

Actividades a realizar en Ensenada

No hay que perderse en los alrededores de Ensenada, muchas zonas con pinturas rupestres, de gran valía turística, histórica y arqueológica. Estos vestigios se encuentran en cuevas, acantilados y grutas naturales. En diferentes áreas montañosas también es factible hallar petroglifos y monolitos. Muchos de estos testimonios aborígenes pertenecen a los cochimíes, la primera etnia que habitó esta parte del país.

Escribe un comentario