El encanto de Mérida y sus inmediaciones

Denominada de manera popular como “la ciudad blanca”, Mérida es, además de la capital del estado de Yucatán, un pintoresco lugar que sobresale por tratarse de la ciudad colonial con mayor antigüedad en México. Existen muchas razones para visitarla y en seguida las comentaremos para ti.

Destaca en Mérida, por ejemplo, la Catedral de San Idelfonso, la cual también es de las más antiguas en todo el continente. Por otra parte, la avenida más relevante de Mérida, el Paseo Montejo, abunda en restaurantes, tiendas y admirables monumentos. Las noches sabatinas, se acostumbra celebrar en “la ciudad blanca” la Noche Mexicana, verbena popular en donde se puede escuchar música popular y degustar antojitos regionales.

Una de las prácticas más propicias para el turismo que se realizan en la capital yucateca, es efectuar una velada cultural distinta en el centro histórico de esta urbe provincial. Los lunes enfrente del Palacio Municipal, se organizan bailes de jarana yucateca y los domingos un par de orquestas llenan las noches de ritmos tropicales.

Mérida es una ciudad rebosante de cultura, generosa en eventos teatrales, muestras de cine, talleres de creación artística y exhibiciones de danza folclórica. Tales eventos se efectúan en varios excelentes foros de esta magnífica ciudad. Uno de los más relevantes, el Teatro Mérida, muy cercano a la Plaza Grande. Además, Mérida con importantes museos que es preciso ponderar, tal es el caso del Museo de Arte Contemporáneo Ateneo de Yucatán, el Museo de la Ciudad, el Museo de Historia Natural, el Museo de la Canción Yucateca y el Museo del Pueblo Maya Dzibilchaltún.

En las afueras de “la ciudad blanca” también existen varios atractivos lugares, algunos de los cuales pueden ser considerados dentro de los más sugestivos del sureste mexicano. Por ejemplo, recomendamos visitar los yacimientos arqueológicos de la región, como Uxmal, Mayapán y Chichen Itzá, o bien, los varios cenotes naturales que allí se localizan. En cambio, si lo que se busca es experimentar un contacto pleno con el mar, no demasiado lejos de Mérida existen varias alternativas, como es el caso de Celestún, Caya Arenas, el Arrecife de los Alacranes, San Felipe, Isla Holbox, Sisal y Puerto Progreso.

Mención aparte merecen las tradiciones artesanales de Mérida. En la capital yucateca y sus cercanías, podemos hallar creaciones talladas en madera y piedra, piezas de alfarería, hamacas tejidas, joyería, objetos de papel de ornato, y bellos bordados.

Escribe un comentario