El desafío de los deportes extremos

Los deportes extremos tienen una extraña fascinación que cautiva a millones de personas en todo el mundo. Es cierto que no todos pueden acercarse a ellos, o que se requiere de equipamiento no accesible para cualquiera, para efecto de practicarlos. Y aun con ello son actividades bastante adictivas que tienen una gran popularidad, especialmente entre los jóvenes, aunque no es extraño hallar a personas de todas las edades y sin distinción de sexos, entregándose con pasión a los deportes extremos. En lo que sigue intentaremos averiguar en qué consiste en encanto de los deportes extremos, lo irresistible de su desafío.

Variedad

Uno de los aspectos que más atraen de los deportes extremos, se relaciona con la gran variedad de ellos que existen actualmente. Pero además, conforme la tecnología se perfecciona o las circunstancias sociales cambian, aparecen nuevos deportes extremos, como por ejemplo, el parkour en las áreas urbanas.

Aventura

A diferencia de otras actividades deportivas más convencionales, los deportes extremos siempre implican algo inesperado. Cuando uno juega futbol o béisbol tiene una idea bastante precisa de lo que se sentirá al conectar un home run o al meter un gol. En cambio, en los deportes extremos ciertamente todo podría pasar.

Desafío interior

A diferencia de los deportes más habituales, en los deportes extremos la competencia más importante no tiene que ver con otros practicantes, sino más bien con uno mismo. En la medida en que uno se exija a sí mismo y logre superar sus propias barreras físicas y mentales, se aspirará a la excelencia en los deportes extremos.

En esta secuencia podemos apreciar además, la belleza paisajística que ofrecen los deportes extremos y su ineludible desafío.

Escribe un comentario