El Barrio Chino de la Ciudad de México

Se sabe que la historia del Barrio Chino, ubicado en el corazón de la Ciudad de México, data de los días del Porfiriato. Fue en aquel entonces cuando se firmó el primer acuerdo de amistad entre México y el gobierno chino-japonés.  Gracias a estas relaciones diplomáticas, numerosos habitantes de China, Japón, Corea, Indonesia e incluso de las Filipinas llegaron a nuestro país para radicar en él. Varios chinos decidieron instalarse en uno de los barrios cercanos a la Alameda Central. Ese fue el nacimiento del Barrio Chino de la Ciudad de México.

Localizado en la calle de Dolores y Marroquí, el barrio Chino de México es muy pequeño, ya que comprende solamente una cuadra.  No obstante, en esta área existen negocios pintorescos y coloridos, que nos dejan saborear detalles de la cultura china. Por ejemplo, uno de los restaurantes de comida china más importantes de la capital mexicana se localiza en este lugar: el Shan Ghai. Es un negocio que tiene una antigüedad de cuatro décadas y fue el primer restaurante que surgió en el barrio. De hecho fue el centro gestador de la comunidad que hoy es conocida como Barrio Chino de la Ciudad de México.

La cultura china es sumamente enigmática y aun cuando se encuentran muy lejos de su nación, las familias chinas que habitan este barrio, comparten lo mejor de su cultura con los mexicanos.  Una muestra de ello son los pintorescos festejos que efectúan, como por ejemplo el del año nuevo chino.  Fascinante celebración, el año nuevo chino, se festeja del 21 de enero al 19 de febrero.

Como parte de la fiesta del año nuevo, el Barrio Chino de México se llena de fardillos rojos y vistosos estandartes que ondean, mostrando diversas felicitaciones. También se organizan bailes típicos chinos y exhibiciones de artes marciales. Para quienes asisten al Barrio Chino para presenciar esta fiesta, algo de lo más gustado es la danza del león y el dragón.

El ambiente de la fiesta del año nuevo en el Barrio Chino de México se pone mejor desde el final del atardecer y durante la noche. Es entonces cuando se lanzan espectaculares fuegos pirotécnicos, al tiempo que el extraordinario león chino baila frente al restaurante que ofrece su patrocinio a los bailarines. Un detalle característico de esta danza china es que inicia con el ritmo de los tambores.

Vale la pena ir de paseo de fin de semana al Barrio Chino mexicano, especialmente por las tiendas que allí se ubican, en donde los visitantes tienen la oportunidad de adquirir productos como: juegos de té, floreros, lámparas, ropa, amuletos, figurillas de dioses orientales y fuentes.  La mayoría de estas mercancías tiene un precio muy accesible.

Por lo que se refiere a los platillos recomendables de saborear en el Barrio Chino de la Ciudad de México, se destaca el sushi, los guisados chino cantoneses y el pan dulce con café con leche.

Escribe un comentario