El atractivo turístico de Costa Esmeralda Veracruz

En Costa Esmeralda se puede hallar una playa de fina y tersa arena, así como también un plácido oleaje que nos invita a disfrutar de ese lugar a plenitud. El nombre de “Costa Esmeralda”, deriva del tono que tienen las aguas del Golfo de México, mismas que bañan la costa que se despliega entre las comunidades de Tecolutla y Nautla. Costa Esmeralda comienza en el kilómetro 73.5 de la carretera federal número 180 Poza Rica-Nautla.

Nautla se ubica a 160 kilómetros del Puerto de Veracruz y a 43 kilómetros de Martínez de la Torre. Para llegar a Nautla, hay que seguir la carretera rumbo a Martínez de la Torre hasta topar con la carretera 131 que lleva a Nautla, población donde empieza la bella Costa Esmeralda.

Allí, los vacacionistas hallarán hoteles, bungalows y espacios para pasar la noche en casas rodantes y una gran oferta culinaria, abundante en exóticos sabores. Nautla es un verdadero punto de encuentro con la el ambiente silvestre característico de la Costa del Golfo. Una muestra de ello es el tortugario Kgayin Xalakpupunu, en donde se incuban huevos de tortuga blanca, lora e incluso de carey.

Las crías de estos reptiles son puestas en libertad en junio. En Nautla también se pueden tomar recorridos a lo largo de la ladera de un río, rebosante de manglares, cocodrilos, cavernas para explorar y una gran variedad de aves para avistar. También es un espacio adecuado para la práctica de diferentes deportes extremos, como el rappel, el kayak, el esquí y las motos acuáticas y algunos deportes acuáticos más convencionales, como la pesca y el buceo. Por si fuera poco, en las proximidades de Nautla, hay un yacimiento prehispánico poco conocido.

Las muchas playas que incluye Costa Esmeralda, se encuentran dispersas a lo largo de 50 kilómetros. Las mejores de ellas, por su atractivo turístico, son: La Guadalupe, La Vigueta, Playa Oriente, Ricardo Flores Magón, Casitas, Maracaibo y Monte Gordo. Las vías de acceso a esta zona del país, permiten disfrutar platillos típicos de la región, en distintos restaurantes. En estos establecimientos gastronómicos se sirven ricos ostiones, mariscos, huachinango y robalo fresco. Por otra parte, las playas de Costa Esmeralda son limpias, hermosas y están próximas a los mejores hoteles del lugar.

Costa Esmeralda se destaca por ser un tranquilo destino vacacional, en donde los placeres más sencillos, como por ejemplo, asolearse, contemplar el cadencioso movimiento de las olas o disfrutar alguna bebida tradicional- como el llamado “torito”-, son tan atractivos como su grato clima y el paradisiaco ambiente que allí todos pueden disfrutar.

Escribe un comentario