Convento de Santo Domingo de Guzmán

En lo que antes fuera un importante señorío prehispánico, muy codiciado por su privilegiada localización, en un ambiente de manantiales y verde fronda, se localiza el actual Oaxtepec, en el estado de Morelos. El tlatoani Moctezuma I instauró en este lugar un jardín botánico, donde atesoraba plantas que recopilaba en sus diferentes territorios conquistados. Sacando provecho de los hermosos ojos de agua de la región, este emperador mexica también tenía allí, sus baños reales.

Y si bien, la modernidad ha hecho que Oaxtepec experimente un vertiginoso crecimiento urbano, aún preserva muchas de esas cualidades paradisíacas que lo han hecho destino turístico popular desde hace ya mucho tiempo. Para comprobar esta situación, basta con observar la gran cantidad de hoteles y balnearios que existen en el lugar y sus alrededores. Igual de hermosos son sus vastos jardines generosos en bugambilias, ahuehuetes, amates, palmeras tabachines y hules. Oaxtepec además se precia por ser la sede de un hermoso complejo arquitectónico que te recomendamos ampliamente: el Convento de Santo Domingo de Guzmán.

Qué visitar en el Convento

Destaca su templo de una sola nave, con planta de cruz latina y nervaduras de proyección gótica que se extienden por sus cinco bóvedas. En los muros, se forman breves nichos y dentro de uno de ellos sobresale un Santo Entierro, atesorado en una dorada urna del siglo XVIII. En los brazos de la “cruz” que forma el edificio, se localizan dos capillas con admirables retablos churriguerescos, que datan, de igual manera del siglo XVIII.

En lo que se refiere al claustro, hay que señalar que es un poco austero, tanto por su plan arquitectónico como por sus elementos ornamentales. De entre estos últimos destacan ciertos elementos trabajados en cantera, como algunos relieves de notable elegancia coronando arcos y pilares, o bien, algunas nervaduras de estilo gótico, en las bóvedas de las esquinas. Lo que sí torna muy valioso a este convento, es su pintura mural, de la cual se conservan hasta 2,600 metros cuadrados. Además, en diferentes zonas del claustro, las bóvedas se encuentran adornadas con casetones de distintos tonos, como azul, verde o dorado, lo cual aumenta la hermosura de esta parte del Convento de Santo Domingo de Guzmán.

En una sección del claustro bajo, se pueden observar nichos en las esquinas con vestigios de pinturas murales relacionadas con la Pasión y Muerte de Jesucristo. Estos nichos sirvieron como estaciones procesionales. También en esta sección del claustro, destacan 18 imágenes de santos relacionados con los dominicos: Tomas de Aquino, Catalina de Siena, Vicente Ferrer y Santa Rosa de Lima.

En el refectorio del convento, sobresale una composición pictórica relacionada con el milagro de la Multiplicación de los Peces y en un recinto anexo, la Sala de Profundis, se observa una representación de San Jerónimo, acompañado de su tradicional león. El claustro del Convento de Santo Domingo de Guzmán ha tenido diferentes funciones a lo largo de los siglos: en tiempos fue escuela rural, luego albergue recreativo para jóvenes y desde la década de los noventa ha servido como un pequeño museo, con piezas prehispánicas, una colección de insectos y otra de plantas medicinales. También cuenta con una biblioteca y salas para muestras temporales.

Cómo llegar al Convento

Existen dos opciones desde el Distrito Federal. Una es la de tomar la autopista México-Cuernavaca partiendo desde la calzada de Tlalpan o bien, siguiendo la carretera Xochimilco-Oaxtepec.

Información relevante acerca del Convento

Muy cerca de este bello convento y de Oaxtepec, se localiza la ex hacienda de Cocoyoc, la cual además de haberse transformado en un hotel admirable, cuenta con muchas maravillas arquitectónicas dignas de contemplarse. En este lugar, trapiches y trojes son el entorno en donde se localizan vastos salones y albercas. Notables son los amates, nobles y elevados, que cubren muros y viejas escaleras. Además, cuenta con un acueducto que forma preciosas cascadas y riega los muchos prados y jardines del lugar.

Actividades a realizar en las cercanías del Convento

Además de divertirse en grande en los muchos balnearios y parques acuáticos que allí se encuentran, se pueden visitar los viveros que se localizan en esta parte del estado de Morelos. En ellos los visitantes pueden admirar y adquirir una gran variedad de plantas y flores, como geranios, azaleas y bugambilias.

Escribe un comentario