Convento de Nuestra Señora de la Asunción

A medida que uno se acerca al Centro Histórico de Cuernavaca, se dejan ver sus edificios y monumentos más representativos: el Jardín Borda, varios parques y además, una renovada proyección urbana. Lejos queda ya aquel centro confuso e intransitable de hace dos décadas que desanimaba al turismo, para darle paso a espacios más amistosos, apacibles y bellos de contemplar. Ya no abruman los comercios informales y lo que abunda, en cambio, son construcciones remozadas y edificios decorados con vivos colores.

Imposible no detenerse a disfrutar un café en una terraza, teniendo como vista el noble Palacio de Cortés, o degustar finos platillos regados por una copa de vino en lo que otrora fuera la mansión de uno de los potentados del lugar. Y así, en este marco de encantadores rincones, jardines llenos de bugambilias y palmeras, fuentes y hoteles de excelente servicio, la ciudad-jardín, capital del estado de Morelos, luce como una de sus máximas joyas, el admirable Convento de Nuestra Señora de la Asunción.

Qué visitar del Convento de Nuestra Señora de la Asunción

Primero que nada, la Catedral. La Iglesia mayor, cuenta con dos portadas: una en el norte, que evoca un estilo medieval y que ostenta detalles mudéjar, gótico y románico; la otra es la portada principal, que da hacia el poniente, aunque se proyecta como más sencilla. El interior de la Catedral, por otra parte, muestra una combinación armoniosa con elementos y adornos arquitectónicos de diferentes siglos. Destacan su sotocoro y su techo, el cual posee elegantes nervaduras y querubines elaborados según la estética indígena. También bella es una pila bautismal labrada en piedra volcánica y aunque ya no existan los antiguos retablos del lugar, en cambio, se conservan admirables pinturas murales de hace cuatro siglos, cuyo tema es el martirio de San Felipe de Jesús en Japón.

La Capilla Abierta es otro punto destacado del Convento de Nuestra Señora de la Asunción. Se localiza en el costado poniente de la iglesia. Es un recinto hermoso y enorme dedicado a San José. Muy probablemente fue uno de los apartados más relevantes del complejo conventual en sus inicios. Al norte de la iglesia y de la capilla abierta, se levanta un vasto atrio, en cuyo centro aparece una gran cruz, seguramente construida sobre un basamento prehispánico. Y si bien las capillas posas que había en el sitio han desaparecido, en su lugar se edificaron algunas otras capillas no procesionales. Tal es el caso de la Capilla de los Dolores, la cual data del siglo XVIII, con un sencillo aunque elegante estilo neoclásico; la Capilla de la Tercera Orden, con soberbios ornamentos barrocos, y la Capilla de Nuestra Señora del Carmen, levantada en las postrimerías del siglo XIX con una notable proyección neogótica.

Cómo llegar al Convento de Nuestra Señora de la Asunción

La ciudad de Cuernavaca se conecta al norte y al sur con la carretera libre México-Acapulco, esto es, la Autopista del Sol. Siguiendo esta última vía, son 89 km, partiendo desde el zócalo de la  Ciudad de México y 290 desde Acapulco.

Información relevante acerca del Convento

El Convento de Nuestra Señora de la Asunción fue el primero que existió en lo que hoy es el estado de Morelos. Fue inaugurado en 1526, apenas un par de años después de que los primeros franciscanos llegaran a la Nueva España. Parece ser que su construcción le fue encargada a quien edificara el convento de Tepoztlán, Francisco Barrera, en unos terrenos donados por el propio Hernán Cortés. Una probable fecha para la conclusión del complejo conventual fue 1529. No obstante el Convento de Nuestra Señora de la Asunción sufrió numerosas modificaciones a lo largo de los siglos.

Actividades a realizar en las cercanías del convento

Lugares de interés que se pueden conocer luego de hacer disfrutado del Convento de Nuestra Señora de la Asunción son por ejemplo, el Jardín Borda y la Iglesia de Guadalupe y el Museo Robert Brady. El primero es un espacio en honor de un magnate minero del siglo XVIII, propietario de las minas de Taxco. La Iglesia de Guadalupe, es una distinguida construcción que data de 1784 y el Museo Robert Brady cuenta con una vasta colección de obras de arte popular y piezas prehispánicas.

Escribe un comentario