Consejos para visitar Tlacotalpan

Tlacotalpan, la “Perla del Papaloapan”, fue uno de los sitios en el estado de Veracruz en donde la influencia de la cultura europea se hizo más patente, con el paso de los siglos.  Muestras de lo anterior son sus construcciones de una sola planta y elevados techos y patios interiores; los muebles que se utilizan en esta ciudad, elaborados con madera y tejido de oro de perdiz; los encajes y espléndidos bordados en lino y algodón de las guayaberas y trajes jarochos y también, los instrumentos musicales – violines, requintos, arpas y jaranas – que utilizan los habitantes de la región.

El nombre de esta ciudad veracruzana deriva del término náhuatl “tlacotlala” que significa “tierra entre dos aguas“ ya que el lugar, en los días del México Antiguo, era una isla.  Tlacotalpan fue declarada por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad en 1998, pero, en contraste con otros destinos turísticos de México, Tlacotalpan es pequeño y expone sus tesoros de manera discreta.  Por ejemplo, es bueno recordar que en este sitio nació Agustín Lara, y se enorgullece de atesorar una herencia musical de primer nivel, con el requinto, la música y el son jarocho como ejemplos patentes de ello.

No te pierdas lugares como la Casa de la Cultura Agustín Lara, enorme construcción donde se imparten distintos talleres culturales para el público de todas las edades: allí se pueden tomar clases de artesanía, música y pintura. Esta Casa de la Cultura también cuenta con una colección de fotografías de Agustín Lara, digna de contemplar.  A lo largo de la Fiesta de la Candelaria, se organizan eventos editoriales y musicales allí.

También valioso es el Templo de San Cristóbal, localizado en el poniente de plaza Zaragoza. Fue edificado en 1849. Sus retablos elaborados en madera, nos muestran los alcances de los artistas locales en la ebanistería y en el centro de ellos, aparece la figura de la Virgen de Guadalupe.  El Templo de San Cristóbal está pintado de color blanco y uno de sus nobles portales ha sido denominado como “la puerta del cielo”. No dejes de disfrutar su sobria arquitectura neoclásica.

Otro tesoro arquitectónico de Tlacotalpan, es el Teatro Nezahualcóyotl, una de las construcciones más destacadas de esta ciudad veracruzana. En especial, sobresalen sus decorados a base de vitrales y balcones elaborados en madera. Con frecuencia se presentan en el Teatro Nezahualcóyotl espectáculos de zarzuela y homenajes al compositor Agustín Lara.

Por último, te recomendamos dar un paseo por el Zócalo  de Tlacotalpan, con su piso de mármol y jardinerías rebosantes de flores y palmas, además de su encantador kiosco morisco.  En este último, cada fin de semana, se instalan grupos musicales para interpretar danzones. En uno de los costados del zócalo de Tlacotalpan, se coloca un bazar de arte, en donde los artistas locales exhiben y comercializan sus creaciones. En otro de los extremos de este mismo lugar, se instala un pequeño bazar dedicada al “Flaco de Oro” Agustín Lara.

Aprovecha para dar un paseo en lancha por el río Papaloapan y así, contemplar la ciudad desde la perspectiva de este bello río. Tal paseo tiene una hora de duración: disfrútalo al máximo.

Escribe un comentario