Consejos para hacer compras en el extranjero

Mucha gente acostumbra irse de compras, disfrutar del shopping, es sus viajes al extranjero. Es una posibilidad frecuente para quien tiene los medios para ello, o una ocasión imperdible para quien muy rara vez abandona el país. Pero si no se sabe comprar convenientemente en el extranjero, se corre el riesgo de sufrir diferentes problemas y complicaciones. Por ejemplo, se pueden comprar productos de escasa calidad; mercancía más cara de lo que pudiera hallarse en otro sitio o bien, comprar cosas que será muy complicado pasar por la aduana, sin tener que pagar algunas multas y cargos extra. Para evitar todos estos problemas al ir de compras en el extranjero, en los párrafos que siguen te daremos valiosos tips que te garantizamos serán de mucha utilidad.

Un primer consejo es informarte acerca de los mejores periodos de rebajas en el destino que se piensa visitar y programar nuestro viaje para tales fechas, precisamente. Hay ocasiones sumamente provechosas para ir de shopping, como por ejemplo, el famoso Viernes Negro, en los Estados Unidos, justo un día después del Día de Acción de Gracias, cuando miles de tiendas ofrecen los mejores precios de la temporada para sus mercancías.

También es conveniente, aprovechar los llamados outlets, es decir, las ventas que organizan las empresas, de productos que por diferentes razones no pudieron ser comercializados previamente (en varios países pueden hallarse centros comerciales integrados exclusivamente por esta clase de negocios); aprovechar las tiendas virtuales de mayor popularidad, como Best Buy, Amazon o eBay. En Estados Unidos por ejemplo, el público puede disfrutar de valiosas ofertas al comprar en línea a comparación de los precios que manejan esos mismos productos, en almacenes físicos.

No hay que desaprovechar la alternativa de los vales de descuento: en muchos centros comerciales se ofrecen cartillas que incluyen vales con descuentos válidos en determinadas tiendas, y utilizar el recurso del tax free o el cashback, esto es, la devolución de impuestos que se pagaron en comercios que ofrecen tal servicio.

Definitivamente, ir de shopping a un país vecino, es una gran oportunidad para conseguir productos de modelos y marcas a los cuales no siempre tenemos acceso. Además, es posible encontrar mercancía variada a precios muy convenientes con respecto a nuestro país de origen. Siguiendo las recomendaciones  que les hemos ofrecido, será más fácil disfrutar de excelentes jornadas de shopping en el extranjero, sin riesgo alguno de sufrir algún inconveniente como los que les hemos mencionado anteriormente.

Escribe un comentario