Conoce Peña de Bernal, Querétaro

Los viajeros de México, en su ruta por el bello estado de Querétaro, tienen una escala obligada en uno de los llamados “pueblos mágicos” de nuestro país. Estamos hablando de Peña de Bernal, cuyo impresionante paisaje y muchas tradiciones, hacen un deleite para los turistas nacionales y extranjeros.

En lo que sigue, te recomendaremos algunos de los mejores atractivos de Peña de Bernal, orgullo de Querétaro, México e incluso de toda América Latina, por su silvestre hermosura y riqueza cultural.

Todo el pueblo de Peña de Bernal es encantador. Los visitantes, al llegar, se encuentran con una típica comunidad mexicana, con muchas construcciones coloniales, tiendas de souvenirs y deliciosos restaurantes, con los platillos más sabrosos de la gastronomía queretana. Pasar una tarde recorriendo sus plazuelas y callejones y contemplando las mercaderías en los comercios del lugar, resulta sumamente grato.

Además, en Peña de Bernal, sobresale el llamado “Castillo”, formidable construcción virreinal del siglo XVII y que luce en su fachada principal, un elegante reloj de origen teutón. Tal reloj fue colocado en el Castillo de Peña de Bernal, para celebrar la llegada del siglo XX. Hoy en día, el Castillo sirve como sede de las autoridades municipales de Peña de Bernal.

Otra notable construcción de este “pueblo mágico” de México, es la Capilla de las Ánimas. Se trata de un edificio sacro, que data del siglo XVII y cuyo diseño resulta especialmente vistoso, por el reducido tamaño que tienen su atrio y su altar. La Capilla de las Ánimas cuenta también, con un foro para teatro al aire libre y un hermoso jardín, perfecto para relajarse o tomar bellas fotografías del lugar.

Y claro, no podíamos dejar de recomendar el atractivo número uno de este pueblo queretano: su impresionante Peña, una de las más altas del mundo,  y que parece extraída de fantásticas regiones del lejano Oriente. Esta elevación rocosa es el icono de Peña de Bernal y toda buena visita a este destino turístico, debe incluir un recorrido al primer descanso de la Peña. Desde este privilegiado sitial, se obtienen panorámicas impactantes del pueblo y sus alrededores.

La última sección de la Peña, solo es accesible para los turistas extremos, es decir, quienes son expertos en  la escalada en roca y el rapel. No obstante, es bueno saber que, así como existe un sendero directo que asciende al primer descanso de la Peña, también se han colocado, en esta última parte de la elevación, una serie de grapas, soportes y varillas, para auxiliar a los audaces que decidan ascender a la cima de la Peña, escalando en las agrestes rocas.

Finalmente, dos consejos más. El primero es acerca de llevar ropa y calzado cómodos para el ascenso a la Peña. El segundo, se refiere a aprovechar que, en las faldas de esta colosal elevación, hay numerosos comercios, en donde comprar a buen precio, collares y cuarzos, o bien, frescas bebidas para resistir la subida.

Escribe un comentario