Cómo prevenir enfermedades al viajar

En el siguiente artículo vamos a brindarles algunos consejos para prevenir enfermedades si se piensa viajar. No es algo que pueda pasarse por alto, así como así. Imagina que estás viviendo las mejores vacaciones de tu vida y repentinamente enfermas. ¿Cómo procederías entonces? ¿De qué manera podrías anticipar algo así, para que te afectara lo menos posible?

En principio de cuentas, antes de visitar un destino turístico en especial, es indispensable vacunarse contra cualquier clase de enfermedad. Los vacacionistas pueden padecer distintas enfermedades si no se siguen algunas precauciones bien precisas.

No está por demás adquirir una póliza para viajeros. Es recomendable contar con un seguro así para estar protegidos económicamente, si acaso se presenta una enfermedad o un accidente en el marco de nuestro viaje. De igual manera, no hay que viajar enfermo. Los especialistas médicos, recomiendan no viajar padeciendo alguna enfermedad para no provocar el contagio de otras personas o bien, para evitar que se agrave nuestra condición. Si en cambio la enfermedad es leve y tenemos que viajar de manera obligada, podemos consultar a un doctor para que nos ofrezca algunas recomendaciones o bien nos recete medicamentos que nos ayuden en el viaje.

Otro consejo provechoso para cuando tengas que viajar es informarte acerca de las condiciones del destino a visitar. Hay que tomar en cuenta si es que es ese sitio es montañoso o tropical, si el agua que se utiliza allí cotidianamente es potable o bien, si se tiene que comprar agua embotellada. Igual de importante es saber si hay que vacunarse contra ciertas enfermedades de tipo común, etc.

No hay que consumir alimentos crudos si se está de viaje, en especial si se tiene una digestión débil y se desea evitar la enfermedad conocida como la diarrea del viajero. Lo mismo sucede con el hielo. En muchos casos el hielo de uso cotidiano está elaborado con agua de la llave y por ello, rebosa de nocivas bacterias. No hay que olvidarse de llevar suficiente repelente contra mosquitos y bloqueador solar.

Finalmente, hay que cubrirse bien, si es que eres propenso a resfriarte o se acude de vacaciones a un destino turístico donde se utilice en exceso el aire acondicionado, se deben llevar medicamentos básicos como aspirinas, antigripales y medicamentos contra el mareo y, por último, prevenirse contra el mal de altura, consumiendo un poco más de alimento y agua de lo normal, no bebiendo alcohol y permaneciendo dos o tres días a esa misma altura.

1 Comment

  1. Muchas gracias por estos valiosos consejos, como viajera aficionada debo reconocer con toda honestidad que son muy completos y buenos. Gracias

Escribe un comentario