Ciudad Prehispánica de Chichen Itzá

Chichen Itzá se proyecta como un impactante sitio prehispánico localizado al sureste de Mérida, la capital yucateca. En su momento de mayor esplendor era el centro religioso, económico y político de mayor relevancia en la región. Y si bien, tal y como sucede con la mayoría de los vestigios arqueológicos de Mesoamérica, las estructuras de Chichen Itzá no tienen ya los colores con los cuales los mayas ornamentaron sus mercados, templos, juegos de pelota y caminos, este lugar continua maravillando a todos los viajeros. Mucho de su encanto se relaciona con la perfección arquitectónica y la armonía con el entorno silvestre que exhiben sus principales edificaciones.

Hace poco tiempo, Chichen Itzá fue declarada como una de las Siete Nuevas Maravillas del Mundo, de acuerdo a una votación online, impulsada por la iniciativa privada. De la misma manera, la ciudad prehispánica de Chichen Itzá está reconocida como Patrimonio Cultural de la Humanidad por parte de la UNESCO desde 1988. Tales menciones están plenamente justificadas, ya que, al estudiar los rituales que allí se practicaban, así como también los grabados presentes en códices, estelas y estructuras que todavía se encuentran en la zona, se puede entender más de la sabiduría ancestral que los mayas prehispánicos legaron al mundo.
Chichen Itzá abarca un espacio de 6.5 kilómetros cuadrados y los visitantes pueden recorrerlo por completo en tan solo un día. El yacimiento tiene dos zonas perfectamente definidas. La parte sur tiene sus orígenes en el siglo VII y expone una construcción de estilo maya Puuc, propia de la región de Yucatán. En cambio, la zona central de Chichen Itzá, construida de manera posterior al arribo de los toltecas en el siglo X, nos deja ver una interesante combinación del estilo Puuc y el estilo del altiplano central mexicano.

La sección de Chichen Itzá que actualmente se puede visitar, está integrada por 17 estructuras, varias de las cuales han sido objeto de diferentes reconstrucciones o restauraciones, de acuerdo a los materiales y patrones utilizados por los mayas. Además, todo lo anterior se enmarca por dos grandes cenotes, es decir, pozos de agua naturales formados por el agua de lluvia que se ha filtrado por entre la roca caliza de sus muros.

De todas las estructuras arquitectónicas de Chichen Itzá, sin duda alguna, sobresale el Templo de Kukulcán, también conocido como “El Castillo”, una de las construcciones de mayor altura del mundo maya.

Escribe un comentario