Cinco divertidos parques del Estado de México para fin de semana

Los parques naturales del Estado de México son sitios extraordinarios para el esparcimiento familiar. Es bien sabido que las condiciones geográficas del territorio mexiquense son privilegiadas, ricas en ambientes variados y diferentes ecosistemas muy interesantes de conocer. Tales lugares son aprovechados como lugares para el descanso y la diversión de las familias mexicanas, especialmente por quienes habitan en el centro del país, en excursiones de fin de semana sumamente agradables.

Pero de entre todos los parques y reservas naturales que hay en el Estado de México, hay algunos que sobresalen por la belleza de su ambiente, por los servicios que ofrecen para los visitantes y por las posibilidades lúdicas que nos permiten. Así entonces, en lo que sigue, para el caso de tener un encantador paseo de fin de semana, tenemos cinco divertidos parques del Estado de México.

El Parque Mazahua es nuestra primera sugerencia. Se trata de un espacio principalmente ecoturístico, pero que también posee una gran valía cultural. Los visitantes además de entretenerse y tener un estrecho contacto con la naturaleza, pueden conocer más acerca de las tradiciones y costumbres de los indígenas mazahuas.

A continuación tenemos el Nevado de Toluca, el cual fue declarado como parque nacional a finales de la década de 1930. En este bello parque se localiza uno de los cuatro volcanes de mayor altura en nuestra nación. El ambiente de este paraje mexiquense se define por su gran cantidad de árboles, como encinos, oyameles y pinos. Este sitio es aconsejable de visitar en una excursión de fin de semana, tanto por quienes gustan de disfrutar de la naturaleza, como para las familias en busca de escapar del extenuante ambiente de la ciudad.

Lo que sigue es comentar acerca de Sierra Morelos, un espacio orientado a la protección de la ecología y a la defensa medioambiental del Valle de Toluca. En este sitio, los paseantes podrán gozar de varios lagos artificiales que, además de tornar sugestivo el paisaje, coadyuvan a la armonía ecológica de esta área del territorio mexiquense.

Dos sugerencias complementarias, acerca de parques naturales para visitar en el Estado de México, durante un fin de semana, corresponden a la Sierra de Nanchititla, con una soberbia cascada de 105 metros de altura y el parque Xochitla, en el Pueblo Mágico de Tepotzotlán, un espacio muy bien cuidado, con jardines y flores preciosas, y muchas atracciones para las familias: un pequeño tren, restaurante, bicicletas, lanchas, trampolines y mucho más.

1 Comment

Escribe un comentario