Chilpancingo, Guerrero

El Chilpancingo actual se divide en cuatro barrios principales que son: San Mateo, San Francisco, San Antonio y Santa Cruz. También tiene más de trescientas colonias. Las dinámicas productivas más importantes de la región son: la administración, el comercio, la educación y los servicios. En la actualidad, es el centro educacional de todo Guerrero, el estado de la República en donde se localiza. Y es que desde 1940, Chilpancingo se convirtió en el centro político, histórico y geográfico del territorio guerrerense. Desde ese instante del siglo XX, Chilpancingo experimentó un intenso desarrollo, que determinó por completo su importancia para toda la entidad.

Capital del estado de Guerrero, Chilpancingo es un estado con una gran tradición y valiosa historia. Se sabe que en el siglo XI se asentaron en el lugar que hoy ocupa, varios grupos de indígenas nahuas coixas. Ellos construyeron chozas de palma y desarrollaron labores agrícolas. Siglos más tarde el lugar fue ocupado por indígenas yopes. Ya bajo el dominio azteca, en Chilpancingo fueron construidos altos torreones que desde la óptica de los españoles, cuando los contemplaron por primera vez, daban la apariencia de grandes rocas en forma de serpientes.

Posteriormente, una vez culminada la Independencia de México, en 1824 Chilpancingo estuvo integrado al Estado de México, pero al formarse el Estado de México, fue anexado a esta entidad, en 1850. Tras una grave epidemia en la anterior capital guerrerense, la ciudad de Tixtla, Chilpancingo es nombrada como la nueva capital en 1871.

Qué visitar en Chilpancingo

Dentro del Circuito Chilpancingo Azul, se puede visitar el nuevo Palacio de Gobierno. Cabe comentar que el anterior edificio sufrió graves daños por causa de un terremoto y eso derivó en su demolición. Otros edificios importantes de Chilpancingo son: el que ocupa el Tribunal Superior de Justicia y la Iglesia de San Mateo

El Zoológico de Zoochilpan, se nos presenta como un lugar imperdible para quien visite estos rincones guerrerenses, en especial si se viaja con niños. Es un parque zoológico que tiene todos los servicios necesarios y las exhibiciones indispensables para brindar al público una experiencia por demás grata. Cuenta con especies animales tan interesantes como el antílope africano, el jaguar, el puma, el monstruo de gila, el mono aullador y el watusi. Por si fuera poco, nos brinda también un serpentario y un acuario.

También se puede visitar el Museo Interactivo La Avispa, uno de los cuatro museos interactivos que hay en México. En este recinto de divulgación cultural, la tecnología y la ciencia se combinan en modernas instalaciones, en donde niños y adultos aprenden y se divierten a lo grande.

Imposible no comentar acerca de Chilpancingo, sin recomendar una visita al cercano Parque Nacional Grutas de Cacahuamilpa. Abiertas a los visitantes desde 1920, estas grutas, por su impresionante estampa y valía geológica, forman parte del patrimonio natural de toda América Latina. De hecho su majestuosidad y dimensiones, las convierten en las más importantes del continente.

Cómo llegar a Chilpancingo

Para llegar desde la Ciudad de México hasta Chilpancingo, se debe utilizar la Carretera Federal 95, que vincula a la capital del país, con Acapulco, Guerrero. El recorrido de la Ciudad de México a Chilpancingo por vía terrestre, toma aproximadamente 3 horas.

Información relevante acerca de Chilpancingo

Es importante visitar en esta ciudad guerrerense la Catedral de Santa María de la Asunción, por ser el templo más importante de la región. Fue construido en las postrimerías del siglo XVIII y principios del XIX. Es de estilo neoclásico, con una sola nave, interiores austeros y algunos retablos también neoclásicos.

Actividades a realizar en Chilpancingo

Además de visitar las Grutas de Cacahuamilpa, también es recomendable explorar las Grutas de Juxtlahuaca, localizadas a 11 kilómetros de la ciudad de Chilpancingo. En ellas, los aficionados a la espeleología hallarán un laberinto de galerías, pasadizos, hondas grietas y el grado de dificultad suficiente para medir sus habilidades de la mejor manera posible.

Para quienes busquen algo menos extremo pero más divulgativo, en Chilpancingo tienen la opción de conocer el Museo Regional de Guerrero. Abierto de martes a domingo, nos expone un recorrido por los acontecimientos más relevantes en la historia de esta entidad del país. El museo tiene su sede en el antiguo palacio municipal.

Escribe un comentario