Tu Boda en una playa mexicana

Contraer nupcias al ocaso, en una playa de arena dorada, teniendo como sonido de ambiente el rumor del oleaje, y todo ello en un entorno paradisiaco, parecería algo extraído de un sueño. Sin embargo, en las playas mexicanas es una realidad que se puede disfrutar plenamente. Casarse en una playa es algo original, pero hacerlo en una de las muchas hermosas playas del territorio nacional, es una experiencia verdaderamente inolvidable.

No obstante, conviene manifestar ingenio y creatividad para enriquecer una ceremonia tan atractiva. Por ello, en los siguientes párrafos comentaremos algunas recomendaciones para quienes tengan pensado casarse en una playa mexicana, en lugar de hacerlo de manera habitual, en una iglesia.

Organizando un casamiento en la playa

Un primer consejo es el de elegir, para efectos de casarse en una playa mexicana, en una temporada del año con clima apacible. Es preferible, para lograr una ceremonia tranquila y sin alteraciones, casarse durante uno de los meses en que hay buen tiempo, y así lograr que el contacto con el entorno natural, en esa fecha tan esperada, se transforme en un auténtico privilegio. A continuación recomendamos que la ceremonia sea, de preferencia, un evento íntimo y familiar y no multitudinario. De esta manera se disfrutará mucho más de un acontecimiento tan especial.

Luego está el asunto de la ropa que deben llevar los invitados a la boda. Para tal requerimiento, los novios deben ser el ejemplo para los demás. Lo mejor es que las mujeres lleven calzado cómodo, como sandalias, o bien, ir descalzas, para así disfrutar del contacto con la arena. Además, es recomendable que lleven vestidos vaporosos, con motivos florales y claros tonos. Los varones, por su parte, pueden optar por camisas de hilo o de lino y pantalones claros con pinzas.

Un detalle sugestivo

Grato detalle, para engalanar una boda en una playa mexicana, es el de colocar una alfombra roja para que pasen por ella los novios al llegar a la ceremonia. Al comienzo de esta alfombra se pueden poner diferentes arreglos florales, puesto que tales ornamentos siempre dotan de estilo y belleza a eventos de esta índole. No obstante, un consejo igual de provechoso es el de informarse, antes de organizar la boda, acerca de si existe alguna restricción o permiso oficial, por parte de las autoridades gubernamentales, para realizar un casamiento en una playa de México.

Casarse en Playa del Carmen

Un lugar verdaderamente maravilloso para contraer nupcias, es Playa del Carmen, joya del Caribe mexicano. Y es que, además de constituirse como un destino turístico de primera magnitud, Playa del Carmen ofrece el marco perfecto para que los enamorados disfruten de un casamiento inolvidable. Por sus cautivadores paisajes, entorno paradisiaco y ambiente cosmopolita, Playa del Carmen es muy recomendable para quienes desean unir sus vidas para siempre en un lugar mágico. Además, por la infraestructura turística con la que cuenta Playa del Carmen, casarse allí es como juntar la boda y la luna de miel, en una vivencia increíble, que se puede experimentar en compañía de nuestros amigos y seres queridos.

Escribe un comentario