Boca de Iguanas y Cabo Corrientes, Jalisco

En Bahía de Tenacatita, Jalisco, aparece un lugar en donde lo silvestre y las comodidades, se combinan de modo armonioso. Estamos hablando de Boca de Iguanas, un paraíso desconocido hasta hace algunos años. Sin embargo, en la actualidad se ha convertido en un destino sumamente predilecto para los viajeros que gustan de rodearse de un mar cristalino, densas selvas y manglares. Los aficionados al eco turismo tienen en Boca de Iguanas un auténtico refugio, con alternativas de hospedaje sustentables, en las cuales cosechan sus alimentos en huertos orgánicos y después los sirven en sus particulares restaurantes. Son hoteles de rústica arquitectura que no obstante, nunca descuidan el lujo y la comodidad.

Boca de Iguanas tiene entornos silvestres que nos posibilitan la práctica de distintas actividades, como el esnórquel, la pesca, el buceo y los paseos en kayak o en catamarán.  Allí también se levantan altos muros excelentes para escalar y existen senderos para recorrer a pie o a lomo de caballo. Para quienes gusten del golf, allí también se hallarán dos campos de gran nivel, en las cercanías, en donde además rentan todo el equipo que se requiera. De la misma manera a unos 40 minutos del lugar, en la Isla de Navidad, existe otro campo de golf, de 27 hoyos, el cual incluye una laguna de cristalinas aguas y una incomparable vista al mar.

Por las tardes, una alternativa conveniente es dar una caminata por la costa, hasta llegar a La Manzanilla, una pequeña y apacible comunidad, excelente para la relajación, la natación y los baños de sol. Este paseo, un pretexto de lujo para contemplar el horizonte marino, dura un poco más de media hora.

No lejos de allí se encuentra Cabo Corrientes, lugar que mide poco más de 75 kilómetros. Se trata de  una serie de playas hermosas de tersa arena y una profusa vegetación. También se pueden contemplar allí espectaculares acantilados. Algunas de las playas de Cabo Corrientes están muy poco exploradas y son ideales para aquellos turistas deseosos de internarse en ambientes naturales agrestes y así dejar de lado temporalmente el ritmo de vida de las grandes ciudades. En Cabo Corrientes el ambiente silvestre, el clima cálido, las aguas cálidas y el maravilloso paisaje, se combinan con la brisa marina y el canto de los pájaros, para invitarnos a la relajación y el disfrute absoluto.

Las Playas de Cabo Corrientes son el atractivo más importante de la región, si bien tienen diferentes características. Sobresale entre todas ellas, Playa Villa del Mar, en especial para dar paseos a caballo y para divertirse con varias actividades acuáticas de las más gustadas.

Escribe un comentario