Atractivos de fin de semana en Texcoco

Texcoco, territorio de un notable pasado prehispánico y de una naturaleza silvestre privilegiada, se ofrece ante la perspectiva de los turistas como una oportunidad de oro para gozar de muchos fines de semana llenos de descubrimientos, cultura y diversión. Texcoco tiene la ventaja de hallarse cercano a la Ciudad de México y de ser un destino multifacético, que lo mismo puede encantar a quienes gustan de la historia, el arte y la cultura, como también a aquellos aficionados que buscan saborear deliciosas gastronomías regionales, o bien, a los amigos del ecoturismo y el turismo de aventura. Lo que sigue es una breve invitación a conocer en diferentes paseos de fin de semana, lo mejor de Texcoco, en el Estado de México.

En primera instancia aconsejamos visitar en Texcoco, el Parque Nacional Molino de Flores, el cual aparece en lo que antaño fuera una hacienda propiedad de una familia de apellido Flores. En nuestros días, en un entorno de vegetación profusa y áspera, los visitantes pueden conocer el casco de la hacienda, un pequeño zoológico y la capilla del Señor de la Presa, levantada entre grandes rocas. También interesante es la Catedral de Texcoco, que antaño fuera la Parroquia de San Antonio de Padua. Destaca su fachada de tres cuerpos con caprichosos motivos vegetales y su profuso entramado de figuras humanas, vegetales celestiales, trabajadas en arte “tequitqui”, es decir, una combinación de motivos indígenas y europeos.

Otros lugares, monumentos y eventos imperdibles de Texcoco son la Feria Internacional del Caballo; la Estatua de Nezahualcóyotl; el Centro Cultural Casa del Contribuyente; la Zona Prehispánica de Texcotzingo y en las cercanías de Texcoco, las Arcadas Reales en el Municipio de Papalotla. Estas últimas son creaciones arquitectónicas de gran belleza y relevancia estética, con un estilo barroco autóctono que aconsejamos mucho contemplar.

Para gozar un fin de semana entretenido, hay muchos lugares en las cercanías de la Ciudad de México. Pero para tener una escapada que nos ofrezca, además de ese esparcimiento, muchas ocasiones de aprendizaje cultural y goce estético, entonces Texcoco sobresale como una de las opciones más aconsejables. Vale la pena darse una escapada a este maravilloso lugar, una de las joyas turísticas del Estado de México, por sus muchas atracciones y valiosas referencias históricas. Cada una de las opciones que hemos mencionado, es una alternativa de conocimiento y solaz, que los viajeros no deben desaprovechar, en sus paseos de fin de semana.

Escribe un comentario