Atractivos coloniales de Tlaxcala

La antigua Tlaxcallan, tuvo sus orígenes en el siglo XII. Los conquistadores españoles se instalaron en ese lugar por motivos políticos y estratégicos, considerando que los tlaxcaltecas habían sido sus aliados en contra de los mexicas.  En ese momento, 1519, las operaciones militares en la zona del Altiplano eran muy relevantes para las huestes españolas.

El trazo original de la ciudad de Tlaxcala, si bien en su centro es reticular, tiene la particularidad de que sus edificios más importantes no siguen este patrón.  Un ejemplo de esto, lo tenemos en la Parroquia, que no se localiza en la plaza principal, junto a los edificios gubernamentales. Todos estos antecedentes te serán de gran valor para disfrutar de los muchos atractivos coloniales de Tlaxcala.

Te recomendaremos visitar, en esta ciudad mexicana, el convento franciscano, edificado en el siglo XVI, que se encuentra en la zona elevada de Tlaxcala. Tal edificio sacro tiene el encanto, de preservar la más primitiva arquitectura novohispana. El templo mencionado, conserva su antigua cubierta de madera y una admirable labor de alforja.  Además es curiosa la localización de la torre del campanario, distanciada de ese templo, y exhibiendo un paso de ronda, que alude la proyección defensiva de esta clase de edificaciones.  Esa misma torre, se encuentra junto a una diminuta plaza taurina, cerca de la capilla abierta de este conjunto arquitectónico religioso. Cuando visites ésta área de la ciudad de Tlaxcala, puedes constatar que el templo, tuvo hace mucho tiempo una portada distinta a la actual.

La antigua portada del Templo del ex Convento de San Francisco, fue desarmada e instalada en San Miguel Huautla, Oaxaca. Estos traslados arquitectónicos, no eran algo raro en tiempos coloniales, de acuerdo a lo que han comprobado los especialistas.

Por lo que se refiere a la antigua parroquia de San José, es decir, la actual Catedral, su construcción se realizó en el siglo XVI, aunque sus bóvedas, dañadas por un terremoto, fueron reelaboradas en el siglo XIX.  En el caso del Palacio de Gobierno, las antiguamente llamadas Casas Grandes, mantienen su portada original novohispana y los detalles en piedra labrada característicos del siglo XVI.  En cambio, la Antigua Capilla Real, por haberse derrumbado en un sismo, fue utilizada en parte, para construir el Palacio de Justicia. En lo tocante al Palacio Legislativo, este procede del porfiriato y el Teatro Xicoténcatl, uno de los atractivos turísticos de la ciudad de Tlaxcala, fue edificado en el siglo XX.

No dejes de conocer, aun cuando se encuentre un tanto distanciado de la ciudad de Tlaxcala, el Templo Ocotlán, construido en los siglos XVII y XVIII con una arquitectura admirable. Si te gusta el turismo cultural, la riqueza colonial de la ciudad de Tlaxcala y sus alrededores, es para ti.

Escribe un comentario